Microbiología

Los perros podrían propagar la nueva cepa de influenza mortal para los humanos.

Los resultados de un estudio de 10 años sugieren dos cepas de influenza que podrían mezclarse y formar una nueva cepa peligrosa de influenza transmitida por los perros.

El Dr. Daesub Song, Profesor Asociado (Universidad de Corea, República de Corea) ha pedido un monitoreo más detenido de los perros y otros animales de compañía, ya que podrían ser una fuente de nuevas cepas de influenza humana . Dijo: «Hasta ahora, los perros se consideraban huéspedes desatendidos en el campo de la investigación de la gripe. Sin embargo, después del primer informe de transmisión interespecífica, la vigilancia de los virus de la gripe de animales de compañía debería fortalecerse aún más».

En la década de 2000, se registraron varios casos de virus que cruzan la barrera del huésped. En particular, la gripe aviar H3N2 cruzó a los perros y se convirtió en el virus de la influenza canina (CIV). La investigación del Dr. Song ha encontrado que este CIV H3N2 podría combinarse con el H1N1 / 2009 y formar un nuevo virus de influenza, llamado CIVmv.

La aparición de nuevas especies de influenza como esta es preocupante. Aquellos infectados no habrán entrado en contacto con un virus como este antes, lo que significa que no tendrían inmunidad contra la enfermedad. Si el virus pudiera transmitirse y propagarse a los seres humanos de animales de compañía, podría tener el potencial de propagarse por toda la población de manera extremadamente rápida.

El H1N1 / 2009 es conocido por causar la pandemia global de la «gripe porcina» 2009-2010. Cuando esta cepa de influenza se combina con CIV en perros, algunos de los virus se recombinan para formar CIVmv. Aunque el CIVmv es muy similar al CIV, los investigadores han calculado que existe un riesgo mucho mayor de que la enfermedad se propague a los humanos debido a sus altas tasas de infección en los hurones.

Los virus se unen a las células huésped y causan la infección a través de los receptores de ácido siálico (SA), que difieren entre especies. Los hurones tienen receptores de SA muy similares a los humanos. Debido a esto, los hurones se consideran el modelo experimental más confiable para predecir y evaluar el riesgo de nuevos virus de influenza humana.

Durante sus estudios de la nueva cepa CIVmv, el Dr. Song notó que los perros y hurones infectados mostraban síntomas típicos de enfermedades respiratorias, que incluyen congestión, dificultad para respirar, tos, ojos llorosos, estornudos, letargo y pérdida del apetito. Además de estos síntomas, el Dr. Song informó que la nueva cepa se propagó entre los hurones más rápidamente que otros virus de influenza y se replicó rápidamente.

Los investigadores están tratando de desarrollar una vacuna para el virus. Sin embargo, debido al alto nivel de mutaciones, las vacunas son muy difíciles de desarrollar.

A pesar de ser llamado Virus de la influenza canina, no solo los perros pueden infectarse con el CIV. Durante el estudio de diez años, los investigadores encontraron que los gatos también eran susceptibles al virus. El Dr. Song investigó un brote de CIV en un refugio de animales, durante el cual el 100% de los gatos se infectaron y el 40% murió.

El desarrollo de la susceptibilidad en los gatos es preocupante, ya que muestra que el CIV puede propagarse entre diferentes especies animales. Los investigadores han expresado inquietudes ya que existe la posibilidad de que el virus se vuelva endémico en los animales de compañía. Como los perros y los gatos están en contacto frecuente con los humanos, mucho más frecuentemente que los cerdos o los pollos, el riesgo potencial de que una nueva cepa se desarrolle e infecte a los humanos es aún mayor.

Desde que se identificó por primera vez en Corea del Sur, el CIV se ha extendido a China, Tailandia y Estados Unidos. Se identificó un caso de infección por CIVmv en un perro en 2012 luego de una epidemia de H1N1. El Dr. Song utilizó esta cepa en hurones para determinar si tenía el potencial de propagarse desde los caninos a los humanos. A partir de ahí, podría surgir una nueva cepa de influenza humana. El Dr. Song dijo: «El CIV preexistente puede recombinarse o reorganizarse con los virus de la influenza humana y dar lugar a nuevos virus que a su vez podrían conducir a pandemias únicas»

Mayor información en: Ying Chen, Nídia S. Trovão, Guojun Wang, Weifeng Zhao, Ping He, Huabo Zhou, Yanning Mo, et al. «Emergence and Evolution of Novel Reassortant Influenza A Viruses in Canines in Southern China». mBio, Published: 5 June 2018.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario