Biología-Celular

Identifican un nuevo componente de la sangre.

¿Qué elementos componen la sangre? ¿Es posible que este fluido ampliamente analizado aún depare alguna sorpresa? Según una investigación, publicada en la revista The FASEB Journal, la respuesta parece afirmativa.

En concreto, Alain R. Thierry y su equipo, de la Universidad de Montpellier, junto con científicos de la Universidad Diderot en París, han detectado, por primera vez, la presencia de mitocondrias funcionales, que circulan libremente por el torrente sanguíneo.

Las mitocondrias son las estructuras celulares responsables de obtener la energía necesaria para el funcionamiento de la célula y cuentan con su propio ADN. Asimismo, derivan de bacterias cuya simbiosis con otros microorganismos unicelulares, las arqueas, originó las células eucariotas que componen los animales y las plantas, entre otros organismos.

Los investigadores utilizaron hallazgos anteriores que mostraron que el plasma de un individuo sano contiene hasta 50.000 veces más ADN mitocondrial que ADN nuclear. 

Plantearon la hipótesis de que para que fuera detectable y cuantificable en la sangre de esta manera, el ADN mitocondrial tenía que estar protegido por una estructura de estabilidad suficiente. Para identificar tal estructura, se analizaron muestras de plasma de alrededor de 100 individuos.

Este análisis reveló la presencia de estructuras altamente estables que contienen genomas mitocondriales completos en la circulación sanguínea. Tras el examen de su tamaño y densidad, así como la integridad de su ADN mitocondrial, estas estructuras observadas mediante microscopía electrónica (hasta 3,7 millones por ml de plasma) revelaron mitocondrias intactas y funcionales.

A lo largo de la investigación de siete años, los científicos utilizaron tantos enfoques técnicos y metodológicos cómo fue posible para validar esta presencia de mitocondrias extracelulares circulantes en la sangre.

«Cuando consideramos la gran cantidad de mitocondrias extracelulares que se encuentran en la sangre, tenemos que preguntarnos por qué no se había hecho antes tal descubrimiento, dice Thierry. Nuestro equipo ha acumulado experiencia en la detección específica y sensible de ADN en la sangre, trabajando en la fragmentación del ADN extracelular derivado de las mitocondrias en particular”.

Pero, ¿cuál es el papel de estas mitocondrias extracelulares? La respuesta podría estar relacionada con la estructura del ADN mitocondrial, similar a la del ADN bacteriano, lo que le da la capacidad de inducir respuestas inmunes e inflamatorias. 

Basándose en esta observación, los investigadores plantean la hipótesis de que estas mitocondrias circulantes podrían estar implicadas en muchos procesos fisiológicos y/o patológicos que requieren comunicación entre las células (como los mecanismos de inflamación). 

De hecho, estudios recientes han demostrado la capacidad de ciertas células para transferir mitocondrias entre sí, como las células madre con células dañadas. «Las mitocondrias extracelulares podrían realizar varias tareas como mensajeras para todo el cuerpo», explica Thierry.

Además de su importancia para nuestro conocimiento de la fisiología, este descubrimiento podría conducir a mejoras en el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de determinadas enfermedades. 

Mayor información: Zahra Al Amir Dache, Amaëlle Otandault, Rita Tanos, et al. «Blood contains circulating cell‐free respiratory competent mitochondria» The FASEB Journal, Published: 19 January 2020.

Suscríbete a Comunidad Biológica

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo en tus redes sociales

One Reply to “Identifican un nuevo componente de la sangre.

Deja un comentario