Biotecnología

EE.UU. creará un «Ejército de supersoldados» con ADN modificado.

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA, por sus siglas en inglés) está estudiando la edición de genes, con el fin de proteger contra ataques químicos y biológicos al personal del Ejército estadounidense, según el Departamento de Defensa. De momento, DARPA ha invertido 65 millones de dólares en la investigación.

Puede sonar como algo arrancado de una página de una novela de ciencia ficción, pero el director de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa, Steven Walker, dijo que la edición de genes tiene el potencial de ser uno de los avances tecnológicos más importantes para el ejército estadounidense.

«¿Por qué DARPA está haciendo esto? Para proteger a un soldado en el campo de batalla de las armas químicas y biológicas mediante el control de su genoma, haciendo que el genoma produzca proteínas que protegerían automáticamente al soldado de adentro hacia afuera», dijo Walker durante un panel en El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Históricamente, el ejército ha tratado de proteger a las tropas de las armas químicas y biológicas a través de equipos de protección y vacunas, pero los avances en la terapia génica, que permite a los científicos manipular el ADN, crea una oportunidad para comenzar con el propio cuerpo humano. La manipulación de genes podría ser una mejor solución a la amenaza que representan las armas químicas y biológicas cuando las vacunas son difíciles de conseguir, explicó Walker.

«Todavía no tenemos la capacidad, pero es por eso que quieres que tu cuerpo sea la fábrica de anticuerpos, si es posible», dijo.

Además de aprender a manipular genes, DARPA también quiere aprender a revertir el proceso en caso de que algo salga mal. «Los genes seguras» de la agencia programa está diseñado para proteger a las tropas «de un mal uso accidental o intencional de las tecnologías de edición genoma.» DARPA ve el programa como parte de su «misión para evitar sorpresas tecnológicas», dijo Walker.

La prevención de estas sorpresas se remonta a la fundación de DARPA en 1957 en respuesta al lanzamiento de la Unión Soviética de Sputnik, el primer satélite artificial. Hoy, la agencia está trabajando para evitar sorpresas similares de competidores globales como China.

«Creo que la mejor manera de competir con nuestros adversarios es ganar esas carreras tecnológicas para el siglo XXI», dijo Walker al Washington Examiner.

Para hacer eso, Walker dijo que la agencia necesita mantener canales abiertos con la comunidad académica, trabajar con empresas de todos los tamaños y continuar atrayendo al mejor talento.

Darius Shahtahmasebi, analista legal y político de Nueva Zelanda, afirmó en un artículo de opinión para RT que teme que este nuevo avance científico pueda suponer una amenaza si algo sale mal o si se utiliza para otros propósitos.

Shahtahmasebi agrega que una de las principales causas del actual experimento es el propósito de Washington de sobrepasar a sus actuales rivales, en base a una afirmación expresada por Walker. «Creo que la mejor manera de competir con nuestros adversarios es ganar esas carreras tecnológicas para el siglo XXI», había afirmado el director de DARPA.

«Mi preocupación inmediata radica en el hecho de que el Ejército de EE.UU. pueda tener muy pronto un Ejército de supersoldados cuya estructura genética les permita resistir todo tipo de guerra biológica y química; sin mencionar un Ejército de robots asesinos, y un enorme suministro de armas nucleares avanzadas combinadas con una doctrina nuclear de ‘disparar primero y hacer preguntas después», señaló Shahtahmasebi.

El analista concluye que «tiene que haber un punto en el que enfoquemos nuestra energía y recursos no en cómo prepararnos para una guerra importante, sino en cómo evitarla a toda costa».

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.