Serpiente de dos cabezas es un hallazgo único para la ciencia.

El laboratorio de herpetología de la Universidad de Nebraska-Lincoln está viendo el doble tras conseguir una serpiente de dos cabezas.

La gartersnake bicéfala recién nacida fue descubierta por Joshua Marshall de Hastings mientras limpiaba la maleza en Clay Center el 4 de septiembre de este año.

«Levanté un tronco y no me sorprendió ver dos pequeñas serpientes, pero luego me di cuenta de que no estaban avanzando mucho porque había dos cabezas», dijo Joshua Marshall.

Una vez que Marshall se dio cuenta de que era una serpiente de dos cabezas, la metió en un frasco y se puso en contacto con un conservacionista local.

La llamada le condujo a Dennis Ferraro, profesor de la Facultad de Recursos Naturales de la Universidad de Nebraska-Lincoln, que casualmente estaba haciendo un trabajo de campo en la estación de Cedar Point.

La serpiente fue recuperada durante la tarde del 4 de septiembre. «La serpiente es tan rara como una entre 100.000», dijo Ferraro.

Ferraro dijo que ésta es la segunda vez que tiene una serpiente de dos cabezas en su laboratorio, que dirige desde hace más de 20 años.

Lo que hace que esta serpiente sea aún más única es que las cabezas divididas se extienden más allá de los cuellos.

«Normalmente, cuando las serpientes tienen dos cabezas, una se hace dominante», dijo Ferraro. «Esta tiene dos cuellos, lo que significa que ninguna se convertirá en dominante. Las dos cabezas funcionan de forma independiente y comen de forma independiente. Esto habría dificultado su supervivencia en la naturaleza».

También hay al menos un centímetro de columna vertebral conectada a cada cabeza, antes de que se fusione en una sola. «No sé qué es lo que controla su mitad trasera», dijo Ferraro.

Ésa es sólo una de las preguntas que Ferraro quiere responder mientras estudia la serpiente. Aunque la recién nacida es aún demasiado pequeña para las radiografías, Ferraro planea cuidarla hasta que sea lo suficientemente grande para realizar estudios de observación más avanzados

Según Ferraro, las mutaciones genéticas son comunes en las serpientes de liga, lo que probablemente ha provocado este fenómeno.

Al cuidar de la serpiente, Ferraro apoya el objetivo general de su laboratorio de conservar anfibios, tortugas y reptiles, al tiempo que aprende más sobre ella. Se pregunta cómo funciona su neurología, cómo ha sobrevivido tanto tiempo y si puede sobrevivir con ambas cabezas.

Ferraro lleva décadas dedicándose a su pasión por la conservación en Nebraska. Pasa el tiempo viajando por Nebraska estudiando especies y contribuyendo a los esfuerzos de conservación.

Recibe muchas llamadas de nebrasqueños y dedica tiempo a educarles sobre los animales, especialmente los que la gente puede temer. Su laboratorio alberga una pareja de cada anfibio, tortuga y reptil nativo de Nebraska.

Este semestre, está educando a más de 200 estudiantes a través de cursos, algunos de los cuales podrán observar la serpiente.

«Definitivamente dejaré que los estudiantes la vean, especialmente cuando repasemos la genética y las mutaciones», dijo Ferraro.

Fuente: Universidad De Nebraska–Lincoln

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.