¿Es cierto que solo usamos el 10% de nuestro cerebro?

Durante siglos, psíquicos, clarividentes, y otros charlatanes pseudo científicos han usado la aseveración de que las personas ordinarias usan sólo el 10 por ciento de su cerebro para tratar de vender sus propios poderes perceptivos extraordinarios.

Este es un gran gancho, ya que nos hace al resto de nosotros pensar que, si tan sólo aprovecháramos el otro 90 por ciento de nuestros cerebros, también podríamos hacer cosas asombrosas.

Esta es una idea totalmente infundada. ¡Nuestras actividades diarias requieren de todo nuestro cerebro, que está en funcionamiento incluso durante el sueño!

Esta es una idea tan extendida como falsa. En realidad, todo el cerebro sirve, pero no al mismo tiempo. Desde hace veinte años, se muestran técnicas de imagen para monitorizar la actividad de nuestro córtex en tiempo real. Incluso cuando dormimos, el cerebro se activa, especialmente para consolidar recuerdos.

La resonancia magnética funcional y la tomografía por emisión de positrones indican además que las regiones que se activan cuando hablamos, leemos o nos movemos, por ejemplo, se distribuyen por todo el cerebro.

Una simple acción, como cerrar y abrir el puño de la mano o decir unas pocas palabras requiere de la actividad de mucho más de una décima parte del cerebro.

Incluso cuando se supone que no se está haciendo nada, el cerebro está haciendo mucho, ya sea controlando funciones como respirar y el palpitar del corazón, o recordando cosas por hacer.

Solo las neuronas activas permanecen vivas.

Cuando cualquier célula nerviosa se deja de usar se degenera y muere o es colonizada por otras áreas vecinas. Sencillamente, no permitimos que las células del cerebro estén ociosas. Son demasiado valiosas.

La actividad cerebral no se restringe ni a un área que representaría el 10% del volumen del cerebro, ni al 10% de sus neuronas. 

Sobre todo, una neurona no estimulada degenera: en consecuencia, si el 90% de nuestro cerebro estuviera inactivo, todas estas neuronas habrían desaparecido y nuestro cerebro sólo tendría el 10% de su volumen inicial.

Además, el cerebro necesita muchos recursos: mantener el tejido cerebral vivo consume 20% del oxígeno que respiramos, según el neurocientífico cognitivo Sergio Della Sala.

De donde salió la idea del 10%.

La cifra del 10% aparece mencionada en el prólogo de la edición de 1936 del popular libro de Dale Carnegie «Cómo ganar amigos e influir sobre las personas», y a veces hay gente que dice que Albert Einstein fue la fuente.

No obstante, Della Sala ha tratado de encontrar esa cita y ni siquiera los que trabajan en el archivo de Albert Einstein la han podido hallar. Así que parece ser otro mito.

Referencia: Suzana Herculano-Houzel. «Do You Know Your Brain? A Survey on Public Neuroscience Literacy at the Closing of the Decade of the Brain». The Neuroscientist, 01 april 2002.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.