Salud-Bienestar

Así se protegen las células del cáncer de mamá de nuestro sistema inmunitario.

Los investigadores de la Universidad George Washington han identificado una molécula clave en ciertos tipos de cánceres que previenen que las células inmunes ingresen a los tumores.

Un hallazgo que podría allanar el camino hacia nuevos tratamientos para algunas formas más agresivas del cáncer de mama.

Los investigadores describen una molécula conocida como DDR1, presente en la superficie de las células tumorales.

Esta molécula, crea una matriz extracelular de alto orden que actúa como alambres de púas alrededor de los tumores, para evitar que las células inmunes ingresen al tumor.

En modelos preclínicos, los investigadores lograron desactivar el DDR1, dejando el pace libre a las células inmunes hacia el interior de los tumores, para luego matar a las células cancerosas.

Los científicos estudiaron el cáncer de mama triple negativo, una forma agresiva de cáncer que representa aproximadamente el 15% de todos los casos de cáncer de mama. 

Este tipo de cáncer, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, carece de los receptores que se usan comúnmente en las terapias dirigidas contra el cáncer, lo que dificulta el apuntar a las células tumorales. 

La inmunoterapia está diseñada para activar las células inmunitarias cuando pueden llegar al centro de un tumor, pero la molécula DDR1 coloca una barrera física para las células inmunitarias antitumorales.

La identificación del mecanismo subyacente podría proporcionar una nueva forma de buscar nuevos agentes terapéuticos contra cánceres agresivos.

En el estudio, los investigadores evaluaron el impacto de eliminar DDR1 en múltiples modelos preclínicos. Determinaron que eliminar DDR1 no solo detiene el crecimiento del tumor, sino que también puede proteger al cuerpo de futuros tumores.

Junto con los nuevos hallazgos, los científicos desarrollaron un anticuerpo terapéutico dirigido a DDR1 que rompe esa línea de defensa y ayuda a que se crucen las células inmunes.

Este estudio se ha centrado en modelos in vitro de tumores mamarios y varios modelos de ratón. En un futuro, los investigadores esperan realizar ensayos clínicos en pacientes de cáncer de mama para comprobar la seguridad del tratamiento con anticuerpos específicos y determinar su eficacia.

Con esta comprensión más completa de DDR1, los investigadores también esperan identificar moléculas adicionales como DDR1 y utilizar el mismo enfoque para combatir otros cánceres.

Mayor información: Sun, X., Wu, B., Chiang, HC. et al. «Tumour DDR1 promotes collagen fibre alignment to instigate immune exclusion». Nature. Published: 03 November 2021.

Suscríbete a Comunidad Biológica

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario