Casos Clínicos

Una explosión de huevos hervidos en microondas deja ciega a una joven.

Una británica de 22 años sufrió quemaduras en el rostro tras hervir huevos en un horno a microondas siguiendo un consejo ‘seguro’ que encontró en la Red, informa The Sun.

El hecho sucedió el pasado martes cuando Bethany Rosser, de la localidad de la Redditch (condado de Worcestershire, Reino Unido) decidió cocinar dos huevos para el desayuno.

Para ello, siguió una receta que encontró en el portal Delish.com, según la cual basta con agregar sal al agua para evitar que los huevos revienten. Las instrucciones indicaban un tiempo de cocción de entre 6 y 8 minutos.

Una receta peligrosa y explosiva.

La joven siguió la receta al pie de la letra e incluso, por precaución, utilizó el microondas durante el tiempo mínimo del intervalo indicado a una potencia de 900 Watt.

Sin embargo, ni bien abrió la puerta del horno y miró dentro del recipiente con agua —un bol apto para microondas—, los huevos explotaron repentinamente, quemándole el costado derecho del rostro.

Bethany estaba sola en ese momento, así que llamó al 999 mientras corría agua fría sobre su rostro, pero su piel ya estaba empezando a despegarse.

Fue llevada de urgencia a la unidad de quemaduras en el Hospital Queen Elizabeth de Birmingham, donde recibió tratamiento que incluyó vendajes húmedos sobre su rostro y permaneció allí durante la noche.

No intenten hacerlo en su casa.

Como resultado, Rosser perdió la visión en uno de sus ojos y por ahora queda incierto si se trata de un daño permanente. Los doctores que la trataron de urgencia prometen que no tendrá cicatrices en el rostro, aunque sí advierten que su piel mantendrá manchas de decoloración.

«Se sintió horrible, yo estaba en una agonía absoluta, podía sentir mi piel quemándose durante horas», expresó Rosser. «Sentí que mi piel estaba siendo arrancada». «Jamás volveré a hervir huevos en microondas y espero que nadie más lo haga», concluyó.

Las instrucciones que Bethany leyó aconseja a los chefs caseros que agreguen sal, porque «asegura que el huevo no explotará y, aunque pueda sonar inofensivo, la explosión de los huevos ES MUY MALA».

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario