Microbiología

Un caso de hantavirus reportado en China en medio de la pandemia del coronavirus.

Un ortohantavirus (o hantavirus) es un virus de ARN de cadena negativa, envuelto y de sentido negativo de la familia Hantaviridae del orden Bunyavirales. Estos virus normalmente causan infección en roedores, pero no causan enfermedades en ellos.

Un trabajador migrante de Lincang, una ciudad en la provincia de Yunnan, suroeste de China, murió repentinamente el lunes cuando pasaba por Ningshan, provincia de Shaanxi, noroeste de China, en el viaje de regreso al trabajo. El trabajador dio positivo para el hantavirus y negativo para COVID-19. 

No se informaron casos de hantavirus anteriormente y se inició una investigación para hacer frente al caso, según la Agencia de Noticias Xinhua, citando una circular publicada el martes por la comisión de salud local en Lincang.

La ciudad ha comenzado rápidamente a monitorear y detectar la enfermedad y se está llevando a cabo una investigación epidemiológica. Se envió un equipo especial al condado de Ningshan para recibir una respuesta, según la circular de la comisión de salud local.

Los pacientes infectados con hantavirus mostrarán síntomas que incluyen fiebre, sangrado y daño renal, según informes de medios chinos, que citan a expertos en enfermedades infecciosas del Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades.

El período de incubación del hantavirus suele ser de siete días a dos semanas, con casos raros que muestran síntomas tan cortos como cuatro días o tan largos como dos meses. Los primeros síntomas incluyen agotamiento, vómito y mejillas rojizas.

Los humanos pueden contraer el hantavirus de roedores infectados, ya sea de áreas rurales o de un entorno doméstico como los roedores mascotas. Los humanos también pueden contraerlo a partir de aerosoles de las heces u orina de un roedor o por contacto con los ojos, la nariz o la boca.

Los humanos también pueden ser infectados por una picadura de roedores infectados. Hasta el momento no se ha informado de una transacción directa de persona a persona.

No hay razones para preocuparse ya que el hantavirus no es nada nuevo, las vacunas contra el virus han estado en el mercado durante casi 20 años, y tomar las vacunas se considera la forma más efectiva de prevenir la infección por hantavirus

Los estudios inmunológicos han demostrado una tasa de protección del 92 por ciento seis años después de la inmunología fundamental, lo que sugiere que la mayoría de las personas no necesitan una segunda vacuna para el hantavirus, según los informes de los medios.

Mientras tanto, el covid-19 sigue siendo una fuente de gran preocupación en todo el mundo. Según los últimos datos, proporcionados por la Organización Mundial de la Salud, el número de infectados con el SARS-CoV-2 ha superado los 372.750, mientras que 16.231 personas han fallecido a nivel mundial. El nuevo coronavirus ya está presente en 195 países.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario