Genética

Los humanos de ojos azules tienen un ancestro común y único.

Una nueva investigación muestra que las personas con ojos azules tienen un antepasado único y común. Un equipo de la Universidad de Copenhague ha rastreado una mutación genética que tuvo lugar hace 6-10,000 años y es la causa del color de ojos de todos los humanos de ojos azules que viven en el planeta hoy en día.

¿Qué es la mutación genética?

«Originalmente, todos teníamos ojos marrones», dijo el profesor Eiberg, del Departamento de Medicina Molecular y Celular. «Pero una mutación genética afectando el gen OCA2 en nuestros cromosomas resultó en la creación de un «interruptor», que literalmente «desactivó» la capacidad de producir ojos marrones «. El gen OCA2 codifica la llamada proteína P, que participa en la producción de melanina, el pigmento que da color a nuestro cabello, ojos y piel. 

Sin embargo, el «interruptor», que se encuentra en el gen adyacente a OCA2, no apaga el gen por completo, sino que limita su acción a la reducción de la producción de melanina en el iris, lo que efectivamente «diluye» los ojos marrones al azul. El efecto del interruptor en OCA2 es muy específico por lo tanto. Si el gen OCA2 hubiera sido destruido o apagado por completo, los seres humanos no tendrían melanina en su cabello, ojos o color de la piel, una condición conocida como albinismo.

Variación genética limitada

La variación en el color de los ojos de marrón a verde puede explicarse por la cantidad de melanina en el iris, pero los individuos de ojos azules solo tienen un pequeño grado de variación en la cantidad de melanina en sus ojos. «De esto podemos concluir que todos los individuos de ojos azules están vinculados al mismo antepasado», dice el profesor Eiberg. «Todos ellos han heredado el mismo interruptor exactamente en el mismo lugar en su ADN». Por el contrario, los individuos de ojos marrones tienen una variación individual considerable en el área de su ADN que controla la producción de melanina.

El profesor Eiberg y su equipo examinaron el ADN mitocondrial y compararon el color de ojos de los individuos de ojos azules en países tan diversos como Jordania, Dinamarca y Turquía. Sus hallazgos son los últimos en una década de investigación genética, que comenzó en 1996, cuando el profesor Eiberg implicó por primera vez que el gen OCA2 era responsable del color de los ojos.

La naturaleza baraja nuestros genes.

La mutación de ojos marrones a azul no representa una mutación positiva ni negativa. Es una de varias mutaciones, como el color del cabello, la calvicie, las pecas y las manchas de belleza, que no aumentan ni reducen las posibilidades de supervivencia de los humanos. Como dice el profesor Eiberg, «simplemente muestra que la naturaleza baraja constantemente el genoma humano, creando un cóctel genético de cromosomas humanos y probando diferentes cambios a medida que lo hace».

Esta investigación fue publicado en Springer Link Human Genetics.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.