Biotecnología

Los científicos logran crear dos embriones de rinoceronte blanco del norte.

Una luz de esperanza acaba de posarse sobre el rinoceronte blanco del norte. Esta especie llegó al borde de la extinción cuando se confirmó que el último macho, llamado Sudán, había muerto. La situación no era muy esperanzadora, pues de la especie solo quedaban vivas dos hembras descendientes de Sudán. Sin embargo, hoy más que nunca estos animales tienen posibilidades de seguir existiendo.

Ahora, los científicos lograron crear dos embriones de rinoceronte blanco del norte, un hito en la reproducción asistida que podría ser un punto de inflexión para esta especie al borde de la extinción.

«Nos complace anunciar que dos embriones de rinoceronte blanco del norte han sido madurados y fertilizados con éxito», tuiteó Ol Pejeta Conservancy en Kenia «¡Este desarrollo marca un punto de inflexión en la carrera para salvar al rinoceronte blanco del norte de casi la extinción!»

Solo hay dos sobrevivientes en el mundo, y ambos son hembras y no pueden llevar terneros. El último macho, llamado Sudán, murió en Ol Pejeta Conservancy en Kenia el año pasado, convirtiendo a los científicos en la última oportunidad de los majestuosos animales.

Utilizando huevos cosechados de las hembras y esperma congelado de machos fallecidos, un equipo en Cremona en Italia ha podido crear dos embriones viables, según el consorcio internacional de científicos BioRescue.

Najin, de 30 años, y su hija Fatu, de 19, son las últimas de la subespecie del rinoceronte blanco y viven bajo guardia armada las 24 horas.

Ninguno de los dos puede llevar un ternero. Fatu tiene lesiones degenerativas en su útero y Najin tiene patas traseras débiles que podrían causar complicaciones si quedara embarazada.

En agosto se sometieron a un procedimiento altamente riesgoso llevado a cabo por un equipo de veterinarios internacionales, que los vieron anestesiados durante casi dos horas y extrajeron sus óvulos utilizando técnicas que han llevado años de investigación y desarrollo.

En el laboratorio italiano de biotecnología Avantea, esos óvulos fueron fertilizados con esperma de los machos Suni y Saut, aunque solo dos de los óvulos de Fatu se convirtieron en embriones viables.

Ahora se han almacenado en nitrógeno líquido para ser transferidos a una madre sustituta en el futuro cercano.

«Hace cinco años, parecía que la producción de un embrión de rinoceronte blanco del norte era un objetivo casi inalcanzable, y hoy los tenemos», dijo Jan Stejskal, director de comunicaciones del zoológico Dvur Kralove, donde nacieron Najin y Fatu.

Los próximos meses se dedicarán a optimizar una técnica para transferir los embriones a un rinoceronte sustituto, dijo.

Richard Vigne, director gerente de Ol Pejeta, elogió el «gran paso adelante», pero advirtió que «tenemos un largo camino por recorrer».

«El comportamiento humano global todavía necesita cambiar radicalmente para aprender las lecciones de los rinocerontes blancos del norte», dijo.

Quedan cinco especies de rinocerontes en la tierra, de los cuales se encuentran rinocerontes blancos y negros en África. El rinoceronte blanco del norte generalmente se considera una subespecie de rinoceronte blanco, aunque algunos científicos creen que es una sexta especie.

Los rinocerontes tienen pocos depredadores en la naturaleza debido a su tamaño, pero han sido devastados por la caza furtiva por sus cuernos, utilizados en la medicina tradicional china.

Los rinocerontes modernos han pisoteado la tierra durante 26 millones de años. Tan recientemente como a mediados del siglo XIX había más de 1 millón en África. El rinoceronte negro occidental fue declarado extinto en 2011.

El rinoceronte blanco del norte alguna vez recorrió Uganda, la República Centroafricana, Sudán y Chad.

Se espera que una población revivida, que podría demorar hasta 70 años, podría eventualmente reintroducirse en hábitats seguros en estas áreas.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.