Logran restaurar la función de células y órganos de un cerdo muerto.

Los científicos de la Universidad de Yale logran restaurar la circulación sanguínea y otras funciones celulares en cerdos una hora después de su muerte, mediante el uso de tecnología que administra un líquido protector celular especialmente diseñado para los órganos y tejidos, según un artículo publicado en la revista Nature.

La tecnología, llamada OrganEx, incluye un dispositivo de perfusión similar a las máquinas de circulación extracorpórea y un fluido experimental que contienen compuestos que pueden promover la salud celular, disminuir la tasa de muerte celular y suprimir la inflamación en todo el cuerpo del cerdo.

«Bajo el microscopio, era difícil notar la diferencia entre un órgano sano y uno que había sido tratado con la tecnología OrganEx después de la muerte», señalan los científicos.

Se indujo un paro cardíaco en cerdos anestesiados, luego fueron tratados con OrganEx una hora después de la muerte. Los científicos encontraron seis horas después del tratamiento que ciertas funciones celulares clave estaban activas en muchas áreas del cuerpo de los cerdos, incluso en el corazón, el hígado y los riñones, y que algunas funciones de los órganos se habían restaurado, incluida la actividad eléctrica en el corazón.

«El análisis transcriptómico de un solo núcleo reveló patrones de expresión génica específicos de órganos y tipos de células que reflejan procesos de reparación molecular y celular específicos», señalan los autores del estudio. 

«Nuestro análisis comprende un recurso integral de cambios específicos del tipo de célula durante intervalos isquémicos definidos e intervenciones de perfusión que abarcan múltiples órganos, y revela un potencial subestimado para la recuperación celular después de una isquemia caliente prolongada en todo el cuerpo en un mamífero grande».

La investigación se basa en un proyecto anterior dirigido por la misma Universidad Yale que restauró la circulación y ciertas funciones celulares en el cerebro de un cerdo muerto con tecnología denominada BrainEx. 

Tanto en los experimentos de 2019 como en los últimos, los científicos descubrieron que se había restaurado la actividad celular en algunas áreas del cerebro. Sin embargo, no se detectó actividad eléctrica organizada que indicara conciencia.

Si bien los investigadores advierten que los hallazgos aún no son clínicamente relevantes, su trabajo podría potencialmente ayudar a extender la salud de los órganos humanos durante la cirugía y ampliar la disponibilidad de órganos de donantes. 

La tecnología también podría ayudar a tratar órganos o tejidos dañados por isquemia durante ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, según los científicos. También plantea cuestiones éticas sobre la definición de muerte.

«Existen numerosas aplicaciones potenciales de esta nueva tecnología emocionante», dijo Stephen Latham, PhD, director del Centro Interdisciplinario de Bioética de Yale. «Sin embargo, debemos mantener una supervisión cuidadosa de todos los estudios futuros, en particular cualquiera que incluya la perfusión del cerebro».

Referencia: Andrijevic, D., Vrselja, Z., Lysyy, T. et al. «Cellular recovery after prolonged warm ischaemia of the whole body». Nature (2022). https://doi.org/10.1038/s41586-022-05016-1

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.