Salud-Bienestar

El distanciamiento social deberá extenderse hasta 2022.

Según un estudio reciente realizado por científicos de Harvard que modelaron la trayectoria de la pandemia, puede ser necesario un distanciamiento social intermitente que dure hasta 2022 para disminuir la presión sobre los sistemas de salud en todo el mundo y reducir el impacto del nuevo brote de coronavirus.

La simulación por computadora del equipo de Harvard que mapea la trayectoria se publicó en un artículo de investigación en la revista Science.

Es posible que se requiera un distanciamiento intermitente en 2022 a menos que la capacidad de atención crítica se incremente sustancialmente o se disponga de un tratamiento o vacuna.

La experiencia de China, Italia y los Estados Unidos demuestra que Covid-19 puede abrumar incluso las capacidades de atención médica de las naciones con recursos suficientes. Sin tratamientos farmacéuticos disponibles, las intervenciones se han centrado en el rastreo de contactos, la cuarentena y el distanciamiento social. 

La intensidad requerida, la duración y la urgencia de estas respuestas dependerán tanto de cómo se desarrolle la onda pandémica inicial como de la dinámica de transmisión posterior del SARS-CoV-2

El estudio asumió que la enfermedad de Covid-19 se volverá estacional similar a otras enfermedades causadas por virus estrechamente relacionados como la gripe o el resfriado común con tasas de transmisión más altas en los meses más fríos. 

Sin embargo, aún se debe descubrir mucha información sobre el virus, incluida la inmunidad adquirida por las versiones anteriores del virus y el período de tiempo que dura.

La intensidad y el momento de los brotes pandémicos y pospandémicos dependerán de la época del año en que se establezca la infección generalizada por el SARS-CoV-2 y, en menor grado, de la magnitud de la variación estacional en la transmisibilidad y el nivel de transmisión cruzada. inmunidad que existe entre los betacoronavirus.

La incidencia total de la enfermedad de Covid-19 durante los próximos cinco años dependerá de manera crítica de si entra o no en circulación regular después de la onda pandémica inicial, que a su vez depende principalmente de la duración de la inmunidad que imparte la infección por SARS-CoV-2.

Según el estudio, hasta que haya un tratamiento definitivo o una vacuna esté disponible para frenar los brotes, el distanciamiento social es la forma más efectiva de garantizar que los brotes no alcancen su punto máximo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también instó el lunes a los países a considerar cuidadosamente ciertos parámetros antes de levantar las restricciones, advirtiendo que la pandemia de Covid-19 fue diez veces más mortal que la epidemia de gripe porcina de 2009. 

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, instó la semana pasada a los países a eliminar cuidadosamente las restricciones impuestas, ya que levantar los bloqueos demasiado rápido podría conducir a un «resurgimiento mortal del virus.

Sabemos que, en algunos países, los casos se duplican cada 3 o 4 días. Sin embargo, aunque Covid-19 acelera muy rápido, desacelera mucho más lentamente. En otras palabras, el camino hacia abajo es mucho más lento que el camino hacia arriba. Eso significa que las medidas de control deben levantarse lentamente y con control. No puede suceder de una vez.

Lo incertidumbre es que todavía se desconoce qué nivel de inmunidad confiere una infección y cuánto tiempo dura.

En este momento, y teniendo en cuenta el comportamiento de los otros coronavirus, se cree que una infección confiere cierta inmunidad durante alrededor de un año. También se baraja que los coronavirus causantes de los catarros puedan conferir cierto grado de protección.

Dada toda esta incertidumbre, los autores han recomendado hacer estudios serológicos (de anticuerpos) para determinar la extensión y la duración de la inmunidad.

Lo bastante seguro es que el virus ha venido para quedarse y que es altamente improbable que desaparezca después de esta primera oleada. Parece que la vacuna será el arma definitiva.

Mayor información: Stephen M. Kissler, Christine Tedijanto, Edward Goldstein, et al. «Projecting the transmission dynamics of SARS-CoV-2 through the postpandemic period». Science, Published: 14 April 2020.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario