Biotecnología

Desarrollan implantes de retina que prometen dar una visión artificial a los ciegos.

32 millones de personas en todo el mundo son ciegas. Entre 2 y 4 millones de ellos deben su condición a la pérdida de células sensibles a la luz en sus retinas.

Por mucho tiempo curar la ceguera ha sido una posibilidad más cercana a la ciencia ficción que a la realidad. Sin embargo, el desarrollo de un implante de retina con casi 10.500 electrodos promete solucionar este problema ofreciendo una forma de visión artificial, según detalla un estudio publicado en la revista Communication Materials.

Los investigadores de EPFL han desarrollado un nuevo tipo de implante de retina para personas que se han quedado ciegas debido a la pérdida de células fotorreceptoras en sus retinas. El implante restaura parcialmente su campo visual y puede mejorar significativamente su calidad de vida.

Desde 2015, Ghezzi y su equipo han estado desarrollando un implante de retina que funciona con gafas equipadas con cámara y un microordenador. “Nuestro sistema está diseñado para brindar a las personas ciegas una forma de visión artificial mediante el uso de electrodos para estimular las células de la retina”, dice Ghezzi.

La forma en que funciona la tecnología es que una cámara incrustada en los anteojos captura imágenes en el campo de visión del usuario y envía los datos a una microcomputadora colocada en uno de los extremos de los anteojos. 

El microordenador convierte los datos en señales luminosas que se transmiten a los electrodos del implante de retina. Luego, los electrodos estimulan la retina de tal manera que el usuario ve una versión simplificada en blanco y negro de la imagen.

Esta visión simplificada del mundo está formada por puntos de luz que aparecen cuando se estimulan las células de la retina. Sin embargo, los usuarios deben aprender a interpretar los muchos puntos de luz para descubrir formas y objetos. 

“Es como cuando miras las estrellas en el cielo nocturno, puedes aprender a reconocer constelaciones específicas. Los pacientes ciegos verían algo similar con nuestro sistema”, dice Ghezzi.

Con la forma de una lentilla, la prótesis de polyretina de alta densidad contiene 10.498 pixeles fotovoltaicos y mide aproximadamente un centímetro de ancho.

«Nuestras simulaciones demostraron que el número de electrodos elegido funciona bien. Utilizar más no aportaría ninguna ventaja real a los pacientes en términos de nitidez», sostienen los investigadores.

Los científicos aseguran que esta tecnología funcionó como se esperaba en modelos de realidad virtual y está lista para los ensayos clínicos, pero de momento se encuentran en el proceso de obtener la aprobación médica para su uso en seres humanos.

Mayor información: Naïg Aurelia Ludmilla Chenais, Marta Jole Ildelfonsa Airaghi Leccardi and Diego Ghezzi. «Photovoltaic retinal prosthesis restores high-resolution responses to single-pixel stimulation in blind retinas». Communications Materials. Published: 05 March 2021.

Suscríbete a Comunidad Biológica

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario