La menopausia prematura aumenta el riesgo de padecer demencia.

Las mujeres que entran a la menopausia antes de los 40 años, tienen más probabilidades de desarrollar demencias de cualquier tipo en el futuro en comparación con las mujeres que lo hacen a la edad de 50 a 51 años, considerada como el promedio del inicio de ese proceso fisiológico, según un estudio presentado por la Asociación Estadounidense del Corazón. 

La demencia implica cambios graves en el cerebro que afectan la capacidad de una persona para recordar, tomar decisiones y usar el lenguaje. 

La enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia, mientras que la segunda más común es la demencia vascular, que es el resultado de interrupciones en el flujo sanguíneo a las células cerebrales causadas por accidentes cerebrovasculares o acumulación de placa en las arterias que suministran sangre al cerebro. 

Ambos tipos de demencia son más comunes con la edad. Las enfermedades que afectan partes específicas del cerebro también pueden provocar demencia, y una persona puede tener demencia debido a más de un proceso de enfermedad.

En el estudio, los científicos analizaron la posible relación entre la edad de inicio de la menopausia y el diagnóstico de demencia por cualquier causa. Se examinaron los datos de salud de 153.291 mujeres que tenían una edad promedio de 60 años.

Los investigadores identificaron el diagnóstico de todos los tipos de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer, la demencia vascular y las demencias por otras causas. 

Calcularon el riesgo de ocurrencia en términos de la edad a la que las mujeres informaron haber entrado en la menopausia, en comparación con las mujeres que comenzaron la menopausia a la edad promedio de inicio de la menopausia, que es de 50 a 51 años.

Los resultados se ajustaron por factores como la edad en el último examen, la raza, el nivel educativo, el consumo de cigarrillos y alcohol, el índice de masa corporal, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, los ingresos y las actividades físicas y de ocio.

El análisis encontró:

1. Las mujeres que entraron en la menopausia antes de los 40 años tenían un 35 % más de probabilidades de haber sido diagnosticadas con demencia.

2. Las mujeres que entraron en la menopausia antes de los 45 años tenían 1,3 veces más probabilidades de haber sido diagnosticadas con demencia antes de los 65 años (llamada demencia presenil o de aparición temprana).

3. Las mujeres que entraron en la menopausia a los 52 años o más tenían tasas de demencia similares a las mujeres que entraron en la menopausia a la edad promedio de inicio de la menopausia, que es la edad de 50 a 51 años.

Aunque las mujeres posmenopáusicas corren un mayor riesgo de accidente cerebrovascular que las mujeres premenopáusicas, y el accidente cerebrovascular puede interrumpir el flujo sanguíneo al cerebro y provocar demencia vascular, en este estudio los investigadores no encontraron una asociación entre la edad de la menopausia y el riesgo de demencia vascular.

Según los investigadores, la demencia se puede prevenir, y hay varias formas en que las mujeres que experimentan una menopausia temprana pueden reducir el riesgo de demencia.

Esto incluye alimentación saludable, ejercicio de rutina, participación en actividades recreativas y educativas, no fumar ni beber alcohol, mantener un peso saludable y obtener suficiente vitamina D.

Los investigadores apuntan a los niveles bajos de estrógeno como un posible factor que une la menopausia temprana y la demencia.

[…] Si deseas mayor información, diríjase aquí para obtener un desglose más detallado.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.