Salud-Bienestar

El covid-19 mata a unos mientras que otros ni siquiera muestran síntomas | ¿Podría la genética ser la clave?

Una de las características más distintivas y desconcertantes de la enfermedad, que ha matado a casi 200,000 personas en todo el mundo, es la gran variación en la gravedad. 

Algunas personas ni siquiera muestran síntomas, mientras que otras sufren daños letales en los pulmones y otros órganos, y muchas más están en algún punto intermedio, explican en un artículo de opinión para The Washington Post tres genetistas, que opinan que la clave podría estar en la genética…

Un empresario alemán de 33 años tiene escalofríos y tos, pero solo tres días después, se siente mejor y vuelve a trabajar. Un padre y DJ profesional de 39 años en Florida sin condiciones de salud obvias pasa casi dos semanas en cuidados intensivos, solo para morir. 

Puede parecer que no tenían la misma enfermedad, pero se encuentran entre los más de 2.5 millones de personas en todo el mundo que se han enfermado por covid-19.

A medida que los científicos de todo el mundo trabajan a una velocidad vertiginosa para tratar de responder preguntas sobre esta misteriosa nueva enfermedad, una preocupación clave es esta dramática diferencia en las respuestas de las personas infectadas con el mismo virus.

La edad, el sexo y las condiciones de salud subyacentes juegan claramente un papel importante. Pero los genetistas, creen que, al igual que para muchas diferencias médicamente relevantes entre individuos, parte de la diferencia podría explicarse por la variación natural en el código genético de las personas. 

Después de todo, las diferencias genéticas pueden aumentar el riesgo de ataque cardíaco, cáncer u otras enfermedades mortales de una persona. O las diferencias pueden reducir el riesgo, como es el caso de varias variantes genéticas que protegen a las personas de la infección por VIH.

Descubrir cómo los genes influyen en las respuestas al virus podría ayudar al desarrollo de tratamientos o vacunas eficaces, o incluso señalar un medicamento existente que podría reutilizarse como un medicamento covid-19.

Tal reutilización no es nueva: la aspirina se desarrolló como un analgésico, pero se usa comúnmente como un anticoagulante para prevenir un ataque cardíaco.

A principios de marzo, comenzaron a hablar sobre el posible papel de la genética en las respuestas al virus. Cuando contactaron a otros genetistas en otros países, rápidamente se dieron cuenta de que no eran los únicos que pensaban en ese sentido.

Unas semanas más tarde, lanzaron la Iniciativa de Genética del Host Covid-19, cuyo objetivo es reunir a grupos científicos de todo el mundo para estudiar el papel del genoma humano en la explicación de la gravedad y susceptibilidad de covid-19.

¿Qué hemos aprendido hasta ahora? Desde una perspectiva científica, el esfuerzo está en su infancia, pero esperamos tener los primeros resultados del estudio para fines de mayo. Para un tipo completamente nuevo de colaboración genética global, nos estamos moviendo a una velocidad sin precedentes, comentan los científicos para Washington Post.

Tal progreso rápido demuestra cómo, en una emergencia mundial, incluso cuando muchos investigadores han tenido que poner su trabajo de laboratorio en espera y quedarse en casa, los científicos de muchas disciplinas rápidamente darán un paso adelante para ayudar. 

A las pocas semanas de construir un sitio web y publicar en las redes sociales, más de 600 científicos de más de 45 países se unieron a este esfuerzo de colaboración, registrando más de 150 estudios diferentes destinados a obtener información sobre la genética subyacente a la variabilidad de covid-19.

El progreso en esta investigación se basa en la participación ciudadana. Muchos de los estudios involucran investigaciones en biobancos, que ya han recolectado ADN e historias médicas de varios millones de personas en Gran Bretaña, Estados Unidos, Finlandia y otros países. 

[…] Si deseas mayor información, diríjase aquí para obtener un desglose más detallado.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario