NIAID
Sin categoría

Captan al coronavirus atacando a las células humanas | Fotos.

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos  (NIAID, por sus siglas en inglés) difundió, a través de la plataforma Flickr, una nueva serie de imágenes del virus SARS-CoV-2, el patógeno responsable de la infección del covid-19.

En las fotografías se puede ver cómo esos microorganismos que parecen pequeñas esferas rodean las células de un paciente contagiado con la enfermedad. Según se detalla, las células están en proceso de apoptosis, o autodestrucción.

Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula apoptótica (bronceado) infectada con partículas del virus SARS-COV-2 (naranja), aislada de una muestra de paciente. Imagen capturada en el NIAID Integrated Research Facility (IRF) en Fort Detrick, Maryland. Crédito: NIAID

Dado que el tamaño del virus es de alrededor de 100 nanómetros, muy por debajo de lo que puede percibir una lente tradicional, las imágenes fueron captadas con un microscopio electrónico y posteriormente coloreadas.

Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula apoptótica (marrón verdosa) muy infectada con partículas del virus SARS-COV-2 (rosa), aislada de una muestra de un paciente. Imagen capturada y mejorada en color en el Centro de Investigación Integrada (IRF) del NIAID en Fort Detrick, Maryland. Crédito: NIAID

Como los demás coronavirus, el SARS-CoV-2 es básicamente un ovillo de la cadena de ácido ribonucleico (ARN), que contiene su información genética.

Su superficie, compuesta de lípidos, está dotada de varias ‘espinas’ de proteína, que le permiten adherirse a la célula y obligarla a replicar el ARN viral como si fuera su propio.

Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula VERO E6 (azul) muy infectada con partículas del virus SARS-COV-2 (verde), aislada de una muestra de un paciente. Imagen capturada y mejorada en color en el Centro de Investigación Integrada (IRF) del NIAID en Fort Detrick, Maryland. Crédito: NIAID

Esta no es la primera vez que el patógeno es fotografiado en laboratorio, dado que el propio NIAID publicó varias imágenes coloreadas ya a mediados de febrero.

A inicios de este mes, científicos chinos divulgaron el aspecto real del virus, fotografiándolo también con un microscopio electrónico.

Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula apoptótica (azul) infectada con partículas del virus SARS-COV-2 (rojo), aislada de una muestra de paciente. Imagen capturada en el NIAID Integrated Research Facility (IRF) en Fort Detrick, Maryland. Crédito: NIAID

Entonces descubrieron que el microorganismo tiene la capacidad de alterar su forma en función de las condiciones ambientales. Investigadores rusos también compartieron el 19 de marzo fotografías del SARS-CoV-2.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.