Una infección persistente por Covid-19 desarrolla 21 mutaciones en un paciente con VIH.

Una joven sudafricana con VIH se infectó con Sars-CoV-2 durante nueve meses seguidos, en los cuales el coronavirus acumuló más de 20 mutaciones adicionales, según un estudio.

Una vez que la joven de 22 años recibió tratamiento antirretroviral, se suprimió el VIH y se eliminó el Covid-19 en un plazo de seis a nueve semanas.

Del total de mutaciones observados por los autores del estudio, que aún no fue revisado por pares, al menos diez están asociadas con la proteína espiga, la cual le permite al virus adherirse a las células humanas e invadirlas.

Los científicos explican que algunos de estos cambios genéticos coinciden con aquellos que ocurrieron con las variantes ómicron y lambda, detectadas por primera vez en Sudáfrica y en Perú, respectivamente.

El estudio se suma a la evidencia de que el Covid-19 puede mutar rápidamente cuando lo albergan personas inmunodeprimidas, como aquellas que no toman medicamentos para tratar el VIH, y esto puede conducir al desarrollo de nuevas variantes.

Los investigadores instan que los países que tienen una alta carga de infección por el VIH fomenten el diagnóstico y el tratamiento rápido de las infecciones por el VIH y el cumplimiento de la terapia antirretroviral para aquellos que ya reciben tratamiento para reducir el riesgo de infecciones persistentes por SARS-CoV-2.

Sudáfrica tiene la peor epidemia de VIH del mundo con un estimado de 8,2 millones de los 60 millones infectados, una prevalencia de casi el 14 por ciento.

Mayor información: Tongai G. Maponga, Montenique Jeffries, Houriiyah Tegally et al. «Persistent SARS-CoV-2 Infection with Accumulation of Mutations in a Patient with Poorly Controlled HIV Infection». Social Science Research Network (SSRN). Published: 28 Jan 2022.

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.