Neurociencia

¿Tienes recuerdos traumáticos? Científicos descubren cómo borrar ese recuerdo.

Científicos europeos han descubierto que un fármaco usado como anestesia, puede ayudar a las personas a deshacerse de recuerdos traumáticos negativos. Tras mostrar a los participantes varios clips con eventos negativos, descubrieron que en una semana los detalles de los recuerdos se pueden borrar parcialmente con anestesia. Esta investigación fue publicada en la revista Science Advances.

Los experimentos con animales muestran que los recuerdos emocionalmente negativos pueden modificarse e incluso borrarse en un corto período de tiempo después de que haya ocurrido el evento en el que está vinculada esta memoria. Esto generalmente se hace con la ayuda de medicamentos anestésicos y sedantes, terapia electroconvulsiva y modificación dirigida de proteínas, que son responsables de la memoria en el cerebro.

Es mucho más difícil influir en la memoria después de que se completa el proceso de consolidación (la transición de las memorias de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo). Sin embargo, trabajos recientes muestran que la extracción de una memoria puede devolverlo brevemente a un estado más plástico, en el que se puede volver a modificar.

Propofol: un equipo de científicos bajo la dirección de Ana Galarza Vallejo de la Universidad Politécnica de Madrid decidieron probarlo en 50 voluntarios. Todos se sometieron a cirugía bajo anestesia general con la ayuda del fármaco propofol.

Una semana antes de los procedimientos, a los participantes se les mostraron tomas de historias con un principio y un final emocionalmente neutrales, pero un evento negativo en el medio. Hubo dos historias: una sobre el niño que tuvo un accidente automovilístico y otra sobre una mujer que fue atacada.

Una semana después, inmediatamente antes del procedimiento, se recordó a los participantes las historias, mostrándoles el primer cuadro de una de las historias. Luego, a la mitad de los participantes se les pidió que contaran los detalles de cada una de las dos historias inmediatamente después de que recuperan la conciencia después del procedimiento y un día después.

Los científicos descubrieron que la anestesia con propofol les permitió perturbar los recuerdos de la parte negativa de la historia: los participantes recordaron menos detalles sobre esa. Sin embargo, funcionó solo para aquellas historias que los participantes recordaron antes de la introducción del fármaco. Además, el efecto no se observó de inmediato, sino después de un día.

Los autores llegaron a la conclusión de que la anestesia médica puede ser un método eficaz para modificar los recuerdos no deseados. Esto, a su vez, puede ayudar en el tratamiento del trastorno por estrés postraumático y otros trastornos mentales relacionados con los recuerdos. Recientemente, los científicos han descubierto que el cerebro hace un mayor esfuerzo para deshacerse de cualquier información, en lugar de recordarla. Esto, a su vez, ayuda a olvidar efectivamente la información no deseada.

Fuente:  N+1, ciencia que suma.

Mayor información: Ana Galarza Vallejo, Marijn C. W. Kroes, Enrique Rey, et al. «Propofol-induced deep sedation reduces emotional episodic memory reconsolidation in humans». Science Advances, Published: 20 Mar 2019.

Suscríbete a Comunidad Biológica

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario