Revivir al extinto tigre de Tasmania, nuevo objetivo de la ingeniería genética.

Una especie extinguida, un grupo de investigadores y un proyecto multimillonario para revivirla. Parece de ciencia y ficción, pero está pasando.

Científicos de la Universidad de Melbourne (Australia) han desvelado su plan para revivir al tigre de Tasmania (‘Thylacinus cynocephalus’), también conocido como tilacino o lobo marsupial, que se extinguió en la primera mitad del siglo XX.

Para impulsar estos esfuerzos, el laboratorio de investigación de la universidad, que ha estado trabajando en la recuperación de la especie durante los últimos 15 años, anunció que se asoció con Colossal Biosciences, una empresa de ingeniería genética con sede en EE.UU.

«El objetivo final de este proyecto no es solo traer de vuelta al tilacino, sino llegar a un punto en el que pueda ser devuelto a su entorno natural en Tasmania», una isla situada frente la costa sur de Australia, explicó el líder del proyecto, el profesor Andrew Pask.

En el marco del acuerdo, Colossal Biosciences proporcionará su experiencia en la edición de genes CRISPR, es decir, el corte y la edición de secuencias de ADN para producir códigos genéticos que se puedan desarrollar en organismos vivos.

El proyecto implica varios pasos complicados que incorporan ciencia y tecnología de vanguardia, como la edición de genes y la construcción de úteros artificiales.

Primero, el equipo construirá un genoma detallado del animal extinto y lo comparará con el de su pariente vivo más cercano, un marsupial carnívoro del tamaño de un ratón llamado dunnart de cola gorda, para identificar las diferencias.

«Luego tomamos células vivas de nuestro dunnart y editamos su ADN en cada lugar donde difiere del tilacino. Básicamente, estamos diseñando nuestra célula de dunnart para que se convierta en una célula de tigre de Tasmania», explicó Pask.

Una vez que el equipo haya programado con éxito una célula, Pask dijo que las células madre y las técnicas reproductivas que involucran dunnarts como sustitutos «convertirían esa célula nuevamente en un animal vivo».

Los científicos tienen la esperanza de que dentro de una década podrán crear el primer ejemplar vivo de la renacida especie.

«La pregunta que todos hacen es ‘cuánto tiempo hasta que veamos un tilacino vivo’, y anteriormente creía que dentro de diez años tendríamos una célula editada que luego podríamos considerar progresar para convertirla en un animal», afirmó Pask. 

«Con esta asociación, ahora creo que dentro de diez años podríamos tener nuestra primera cría de tilacino viva desde que fueron cazados hasta la extinción hace casi un siglo», agregó

El tigre de Tasmania, conocido como el único superdepredador marsupial de Australia, se extinguió debido a la caza humana, las enfermedades, la destrucción de su hábitat y la competencia de especies invasoras.

Su población se mantuvo a un buen nivel hasta la década de 1830, pero a lo largo de los cien años siguientes se acabó extinguiendo. Benjamin, el último ejemplar de la especie del que se tenía constancia murió en cautiverio el 7 de septiembre de 1936.

[…] Si deseas más información, diríjase aquí para obtener un desglose más detallado.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.