Los científicos han descubierto una nueva función sorprendente del cerebelo.

El cerebelo es conocido sobre todo por la regulación del movimiento. Investigadores de la Universidad de Basilea han descubierto ahora que el cerebelo también desempeña un papel importante en el recuerdo de las experiencias emocionales.

Tanto las experiencias emocionales positivas como las negativas se almacenan especialmente bien en la memoria. Este fenómeno es importante para nuestra supervivencia, ya que necesitamos recordar situaciones peligrosas para evitarlas en el futuro.

Estudios anteriores han demostrado que una estructura cerebral llamada amígdala, importante en el procesamiento de las emociones, desempeña un papel central en este fenómeno. Las emociones activan la amígdala, que a su vez facilita el almacenamiento de información en diversas áreas del cerebro.

La investigación actual, dirigida por el profesor Dominique de Quervain y el profesor Andreas Papassotiropoulos de la Universidad de Basilea, investiga el papel del cerebelo en el almacenamiento de las experiencias emocionales.

En un estudio a gran escala, los investigadores mostraron a 1.418 participantes imágenes emocionales y neutras y registraron la actividad cerebral de los sujetos mediante resonancia magnética.

En una prueba de memoria realizada posteriormente, los participantes recordaron mucho mejor las imágenes positivas y negativas que las neutras.

La mejora en el almacenamiento de las imágenes emocionales se relacionó con un aumento de la actividad cerebral en las zonas del cerebro que ya se sabe que intervienen. Sin embargo, el equipo también identificó una mayor actividad en el cerebelo.

El cerebelo en comunicación con el cerebro

Los investigadores también pudieron demostrar que el cerebelo muestra una mayor comunicación con varias áreas del cerebro durante el proceso de almacenamiento reforzado de las imágenes emocionales. Recibe información de la circunvolución cingulada, una región del cerebro importante en la percepción y evaluación de los sentimientos.

Además, el cerebelo envía señales a varias regiones del cerebro, como la amígdala y el hipocampo. Este último desempeña un papel fundamental en el almacenamiento de la memoria.

«Estos resultados indican que el cerebelo es un componente integral de una red responsable de la mejora del almacenamiento de la información emocional», dice de Quervain.

Aunque la mejora de la memoria de los acontecimientos emocionales es un mecanismo crucial para la supervivencia, tiene sus inconvenientes: en el caso de experiencias muy negativas, puede provocar una ansiedad recurrente.

Esto significa que los hallazgos, que ahora se han hecho públicos, también pueden ser relevantes para entender condiciones psiquiátricas como el trastorno de estrés postraumático.

Referencia: Fastenrath, Matthias, et al. «Human cerebellum and corticocerebellar connections involved in emotional memory enhancement». Proceedings of the National Academy of Sciences, 09 August 2022.

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.