Zoología

Estos dos pingüinos «gays» robaron un huevo para formar su propia familia | Vídeo.

Dos pingüinos machos emparejados están haciendo todo lo posible por ser papás… Pero lo que ha lanzado a la fama a estos pingüinos «gays» de un zoológico holandés ha sido un acto tan malévolo como valiente: robarle un huevo a otra pareja de pingüinos.

La homosexualidad es bastante común en los pingüinos, pero lo que hace que esta pareja sea especial es que han robado un huevo. Uno de los pingüinos de patas negras se abalanzó durante un «momento sin vigilancia» y arrebató el huevo de una pareja de pingüinos heterosexuales en el zoológico DierenPark Amersfoort. 

El personal del zoológico dice que la pareja lo cuidan muy bien y se turnan para mantenerlo caliente. Por otra parte, la pareja a la que robaron el huevo no ha tardado en reponerlo y ya está incubando otro… Así que todos contentos.

La temporada de cría de los pingüinos está estos días en pleno apogeo y el zoológico ya ha dado la bienvenida al primer polluelo pingüino de la temporada. Ahora esperan que el huevo robado también eclosione, pero aún no están seguros de que esté realmente fertilizado.

Si bien el robo de una cría a otros padres está generalmente mal vista, estos valientes pingüinos han cosechado múltiples seguidores y fans alabando su proeza e iniciativa.

Los pingüinos africanos no son las únicas especies que recurren al mismo sexo para criar crías. A principios de este año, una pareja de pingüinos rey del mismo sexo se hizo cargo de los deberes parentales de un huevo abandonado después de que su madre se fue por razones desconocidas. El dúo dinámico de papás Skipper y Ping intervinieron para brindar atención las 24 horas del día a su huevo adoptado.

En septiembre del año pasado, otra pareja masculina holandesa de pingüinos rey «secuestró» de manera similar a una chica que creían necesitada mientras su padre biológico se alejaba errante, lo que es ciertamente una mala crianza de pingüinos. 

Los pingüinos Gentoo Sphen y Magic, también conocidos como «la pareja más sexy de Sydney», capturaron los corazones del personal de Sea Life Sydney cuando comenzaron a cortejarse entre sí en 2018, con tokens de guijarros y uno de los nidos más grandes de su colonia. 

Después de probarse a sí mismos padres dignos con un huevo falso, el personal de la instalación confió a la pareja para fomentar un huevo real de otra pareja que tenía dos. Su pollito eclosionó sano y justo a tiempo un mes después.

Suscríbete a Comunidad Biológica

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario