Este virus robó los genes venenosos de la viuda negra.

Esto podría ser uno de los robos genéticos más inesperados de la historia, un virus que infecta bacterias parece haber robado el gen que codifica el veneno de las arañas viudas negras. 

Los fragmentos de ADN arácnido probablemente fueron robados por el virus «WO» para ayudarlo a perforar las células animales.

Pero su objetivo no es el animal en sí: el virus «WO» solo infecta a las bacterias Wolbachia que viven dentro de los insectos, arañas, crustáceos y algunos animales.

Eso significa que, para infectar nuevas células bacterianas, las partículas víricas de «WO» tiene que evadir el sistema inmunológico del eucarionte para llegar hasta su huésped Wolbachia.

Los científicos, Sarah y Seth Bordenstein de la Universidad de Vanderbilt en los EE. UU. analizaron el genoma de WO, que pertenece a un grupo de virus que infectan bacterias conocidos como bacteriófagos.

Encontraron varios genes estrechamente relacionados con los que se encuentran en los eucariotas, incluido el gen de la latrotoxina, el veneno utilizado por las arañas viudas negras. 

Los investigadores creen que el virus usa latrotoxina para ingresar a las células animales y llegar a las bacterias a las que se dirige. También puede permitir que el virus salga de las células cuando sea necesario.

El hallazgo es inusual porque los virus que infectan eucariotas suelen asimilar genes eucariotas y los virus que infectan bacterias suelen robar genes bacterianos útiles.

Durante su ciclo de vida, el virus WO está expuesto al entorno interno de las células de insectos y arañas, los científicos también encontraron otros genes en su ADN que pueden ayudar al virus a evadir el sistema inmunológico de los animales.

Pero los autores del estudio dicen que su resultado tiene sentido porque WO tiene que lidiar con los mecanismos de defensa de dos dominios separados de la vida.

Esta es la primera vez que aparecen genes eucariotas en un virus bacteriano. Además, los genes eucariotas constituyen casi la mitad del genoma de WO.

Esta capacidad podría usarse para mejorar los esfuerzos en curso que usan Wolbachia para combatir la fiebre del dengue y el virus Zika. 

Resulta que Wolbachia evita que estos virus se reproduzcan en los mosquitos Aedes aegypti que los propagan. 

La infección y propagación de mosquitos con Wolbachia se ha probado con éxito en Australia, Brasil, Colombia, Indonesia y Vietnam.

 Mayor información: Sarah R. Bordenstein and Seth R. Bordenstein. «Eukaryotic association module in phage WO genomes from Wolbachia». Nature Communications. Published: 11 October 2016.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.