Biotecnología

El recubrimiento a base de huevo extiende la vida útil de frutas y verduras perecederas.

Según un estudio realizado recientemente por investigadores de la universidad de Rice, nos indica que los alimentos perecederos como verduras y frutas pueden tener mayor duración en el mercado y estar frescas, esto se puede gracias a un bio-nanocompuesto multifuncional compuesto principalmente de polímeros derivados del huevo y nanomateriales de celulosa que funciona como un recubrimiento que ralentiza la descomposición de los alimentos al retrasar la maduración, la deshidratación y la invasión microbiana. El revestimiento es comestible y lavable.

Aunque también se sabe que hay otros métodos para mejorar la vida útil de frutas y verduras perecederas, es importante tener en cuenta que cualquier procedimiento sea biocompatible, biodegradable, tenga propiedades antimicrobianas, sea capaz de formar un recubrimiento uniforme y sea seguro para el consumo humano y así para el medio ambiente.  

Sin embargo, de otros métodos que se usan artificialmente como la cera son dañinas, al ingresar al cuerpo humano, las células intestinales fragmentan los conservantes en iones para mantener el equilibrio fisiológico, lo que resulta en varios efectos adversos que incluyen acumulación de iones, interrupción de la membrana, inhibición esencial del metabolito, drenaje de energía para restaurar la homeostasis y reducciones en el cuerpo.  

El recubrimiento se basa en huevos que jamás llegan al mercado. Como Estados Unidos produce más de 7 mil millones de huevos al año y los fabricantes rechazan el 3% de todo ello, los investigadores estiman que más de 200 millones de huevos terminan en basureros.

Las claras de huevo (albúmina) y las yemas representan casi el 70% del recubrimiento. La mayor parte del resto consiste en celulosa a nanoescala extraída de la madera, que sirven como barrera al agua y evita que el producto se marchite, una pequeña cantidad de curcumina por sus poderes antimicrobianos y una salpicadura de glicerol para agregar elasticidad.

Además de ser comestible, el recubrimiento multifuncional retarda la deshidratación, proporciona protección antimicrobiana y es en gran medida impermeable al vapor de agua para retrasar la deshidratación y al gas para evitar la maduración prematura. El revestimiento es totalmente natural y se lava con agua.

Las pruebas de compresión mostraron que la fruta recubierta era significativamente más rígida y más firme que la no recubierta y demostró la capacidad del recubrimiento para mantener el agua en el producto, lo que ralentiza el proceso de maduración.

Los investigadores continúan mejorando la composición del recubrimiento. Se eligió proteínas de huevo porque hay muchos huevos desperdiciados, pero eso no significa que no se pueda usar otros.

Mayor información: Seohui Jung, Yufei Cui, Morgan Barnes, et al. «Multifunctional Bio‐Nanocomposite Coatings for Perishable Fruits». Advanced Materials, Published: 04 May 2020.

Suscríbete a Comunidad Biológica

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario