Desentrañan los orígenes naturales del Covid-19.

Una nueva investigación ha desentrañado la compleja historia evolutiva de los coronavirus de murciélago relacionados con el SARS-CoV-2, el virus responsable de la COVID-19.

Los científicos están de acuerdo en que los murciélagos son las especies anfitrionas más probables de los antepasados ​​​​virales del SARS-CoV-2, sin embargo, nadie ha podido explicar completamente la historia del virus o identificar las especies animales que finalmente transmitieron el nuevo coronavirus a los humanos.

Ahora, en un nuevo estudio dirigido por el Centro de Investigación de Virus MRC-University of Glasgow en colaboración con un equipo de científicos internacionales, los investigadores han podido averiguar más que nunca sobre la historia evolutiva del SARS-CoV-2, sin ambigüedades.

Esta última investigación echa un vistazo a la evolución viral de los coronavirus relacionados con el SARS al investigar la historia evolutiva de los coronavirus de murciélago co-circulantes y el fenómeno de la recombinación de virus, cuando un murciélago huésped se infecta con dos coronavirus a la vez y los virus intercambian bits. de su material genético dentro de las células huésped para crear un nuevo virus ‘recombinante’. 

La recombinación es común, y muchos virus, incluidos los coronavirus, utilizan el proceso para generar nuevas formas genómicas, que contribuyen a la adaptación y persistencia del virus.

El estudio demuestra cuán vital es tener en cuenta la recombinación, al observar la historia evolutiva pasada de estos coronavirus relacionados con el SARS. Como ejemplo, los investigadores confirmaron que el virus del murciélago RaTG13, que a menudo se describe como el virus más cercano en promedio al SARS-CoV-2, de hecho, no es el virus evolutivo más cercano una vez que se tiene en cuenta el historial de recombinación en el otro SARS. -Coronavirus relacionados. 

Estos hallazgos significan que el ancestro más cercano del SARS-CoV-2 podría estar distribuido en una gran área geográfica, y no es necesariamente de Yunnan, China, como a menudo se supone actualmente.

Spyros Lytras, primer autor del estudio, dijo: «La recombinación es un mecanismo que se observa en muchos virus, donde los virus relacionados pueden intercambiar fragmentos de su material genético cuando se encuentran infectando la misma célula, lo que da como resultado un nuevo virus mosaico. Está claro que la recombinación es una característica definitoria de los coronavirus relacionados con el SARS y es esencial tenerla en cuenta al examinar la evolución de los virus».

Los coronavirus relacionados con el SARS, que incluye el SARS-CoV-2, están dispersos en una gran área geográfica en China y el sudeste asiático. Desde que comenzó la pandemia de coronavirus de 2020, los científicos han descubierto una serie de virus relacionados con el SARS CoV-2, recuperados de lugares en China y el sudeste asiático. 

Sin embargo, ninguno de estos virus es tan cercano al progenitor SARS-CoV-2, solo comparte un ancestro común hace varias décadas. Es importante destacar que se sabe que varios de estos virus relacionados con el SARS-CoV-2 son virus recombinantes, lo que sugiere que el virus responsable de la COVID-19 no tiene una línea evolutiva única y simple.

Esta nueva investigación analizó una amplia distribución de virus relacionados en murciélagos, con marcadores compartidos de recombinación viral (puntos específicos en el material genético del virus, o ARN), lo que sugiere que los ancestros del SARS-CoV-2 se transmitían con frecuencia entre las especies de murciélagos, con el virus cambiando y recombinándose con el tiempo cuando los murciélagos anfitriones se infectaron con dos coronavirus a la vez. 

El profesor David L Robertson, autor principal del estudio, dijo: «Lo preocupante es que esto indica que, sin duda, hay un virus altamente relacionado con el SARS-CoV-2 que todavía está presente en algún lugar salvaje de China».

Este estudio muestra que ha habido muchos eventos de recombinación en los coronavirus relacionados con el SARS de los que surgió el SARS-CoV-2, que tuvieron lugar en los últimos siglos en un área geográfica extensa de al menos 2500 km. 

Los investigadores están de acuerdo en que se necesita hacer más trabajo para identificar a los parientes más cercanos del SARS-CoV-2 aumentando el muestreo de virus en la vida silvestre.

Referencia: Spyros Lytras, Joseph Hughes, Darren Martin, et a. «Exploring the Natural Origins of SARS-CoV-2 in the Light of Recombination». Genome Biology and Evolution. 08 February 2022.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.