Salud-Bienestar

Estudio confirma que los suplementos vitamínicos son innecesarios e incrementan el riesgo de muerte.

Entre las personas existe una serie de costumbres que, aparentemente, se practican porque fortalecen la salud de la persona. Entre ellas encontramos el hábito de tomar algún suplemento alimenticio o vitaminas en píldoras con el fin de que refuercen nuestras defensas, evitemos enfermedades y extender nuestros años de vida. Todo eso es mentira e, incluso, este tipo de suplementos nos hacen daño, según la ciencia.

Una nueva investigación publicada en la revista llamada Anales de Medicina Interna no solo confirmó que las pastillas de vitaminas y suplementos nutricionales son innecesarios, sino que elevan el riesgo de morir o sufrir de cáncer.

La investigación incluyó a casi 31.000 personas adultas, mayores de 20 años, a quienes en 1999 se le encuestó para obtener información si tomaban vitaminas y suplementos, además de sus hábitos alimenticios.

A las personas que formaron parte del estudio se les realizó un seguimiento entre 6 a 10 años. En medio de la investigación se observó que más de 3.600 personas del total, fallecieron. Cuando analizaron estadísticamente una relación entre el consumo de vitaminas y suplementos y el riesgo de muerte, se descubrió algo sorprendente.

El uso de vitaminas y suplementos no estuvo asociada a un menor riesgo de muerte. En otras palabras, el tomar sus vitaminas y minerales diarios no le va a asegurar a la gente una buena salud

La investigación también demostró que el uso indiscriminado de vitaminas y suplementos puede ser perjudicial para la salud. Según la misma base de datos del estudio, se demostró que las personas que consumían suplementos de calcio tuvieron 53% más riesgo de morir de cáncer.

Algo similar sucede con las personas que tomaron suplementos de vitamina D, quienes, sin tener evidencia médica de la escasez de este nutriente, también elevaron su riesgo de muerte. “Este estudio es uno más que demuestra que la costumbre de tomar suplementos y minerales no solo es una pérdida de dinero, sino que puede ser peligrosa para la salud”

Los expertos del estudio aconsejan que las vitaminas y minerales, que se necesitan mínimamente, deben obtenerse de los alimentos. Solo las mujeres gestantes o personas con delicados problemas de absorción intestinal pueden consumirlos en dosis juiciosas y bajo supervisión médica.

Fuente: Annals Of Internal Medicine

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario