¿Es seguro usar las lámparas UV en la manicura?

Las lámparas que emiten radiación ultravioleta (UV) se ha convertido en un estándar en muchos salones de uñas, lo que hace que los clientes se pregunten sobre los riesgos de cáncer de piel mientras se hacen la manicura. 

Estas lámparas se utilizan normalmente para el secado rápido de manicuras regulares y son necesarias para fijar manicuras en gel. Algunas lámparas de uñas se denominan lámparas “UV” y otras se denominan lámparas LED, pero ambas emiten radiación UV. 

Estas lámparas producen predominantemente rayos UVA, que se han relacionado tanto con el envejecimiento prematuro de la piel, manchas en incluso con el cáncer de piel. 

Sin embargo, incluso el más intenso de estos dispositivos presenta solo un riesgo UV moderado, un riesgo mucho menor que el que presentan los dispositivos de bronceado UV.

Un estudio de 2014 en JAMA Dermatology encontró que el nivel de exposición a los rayos UVA asociado con una manicura en gel cada dos semanas probablemente no sea lo suficientemente alto como para aumentar significativamente el riesgo de cáncer de piel, pero es prudente estar al tanto del problema.

Otra revisión de 2020 de la literatura relacionada con la incidencia del cáncer de piel en las manos y las uñas de los adultos jóvenes (menores de 40 años) encontró que «hay poco o ningún riesgo cancerígeno inherente a las manicuras con gel UV».

En Noviembre de 2021, Open Journal of Orthopedics presenta un caso de una mujer que desarrolló carcinoma de células escamosas (SCC) en un dedo después de la exposición a lámparas UV. Sim embargo, la investigación concluye que es imposible decir con absoluta certeza que el paciente haya desarrollado SCC debido a la exposición a la luz UV de las uñas.

La FDA considera las lámparas de curado de uñas como aparatos de bajo riesgo cuando se utilizan según las instrucciones de la etiqueta. Dicho esto, si le preocupan los posibles riesgos de la exposición a la luz ultravioleta, usted debe evitar el uso de estas lámparas.

Lo que puedes hacer: para ir a lo seguro con las manicuras en gel, los investigadores recomiendan aplicar un protector solar de amplio espectro (UVA/UVB) en las manos 20 minutos antes de exponerlas a la luz ultravioleta. 

Sin embargo, incluso esta precaución no protege contra el carcinoma de células escamosas subungueal (debajo de la uña), una forma rara pero potencialmente agresiva de cáncer de piel. 

Si se hace una manicura regular, la apuesta más segura es dejar que las uñas se sequen al aire de forma natural, evitando las lámparas de secado por completo o usar un soplador de aire o un ventilador sin luces ultravioleta.

¿Pero, que son los rayos UV?

La exposición a la radiación ultravioleta (UV) es un factor de riesgo principal para la mayoría de los cánceres de piel. La luz solar es la fuente principal de la radiación ultravioleta.

Las lámparas y camas bronceadoras también son fuentes de radiación ultravioleta. Las personas que se exponen mucho a los rayos UV procedentes de estas fuentes tienen un mayor riesgo de cáncer de piel.

Los rayos UV dañan el ADN de las células de la piel. Los cánceres de piel comienzan cuando este daño afecta el ADN de los genes que controlan el crecimiento de las células de la piel.

Hay tres tipos principales de rayos UV

  • Los rayos UVA envejecen a las células de la piel y pueden dañar el ADN de estas células. Estos rayos están asociados al daño de la piel a largo plazo tal como las arrugas, pero también se considera que desempeñan un papel en algunos tipos de cáncer. La mayoría de las camas bronceadoras emiten grandes cantidades de UVA que según se ha descubierto aumentan el riesgo de cáncer de piel.
  • Los rayos UVB tienen un poco más de energía que los rayos UVA. Estos rayos pueden dañar directamente al ADN de las células de la piel, y son los rayos principales que causan quemaduras de sol. Asimismo, se cree que causan la mayoría de los cánceres de piel.
  • Los rayos UVC tienen más energía que otros tipos de rayos UV, pero no penetran nuestra atmósfera y no están en la luz solar. No son normalmente una causa de cáncer de piel.

Tanto los rayos UVA como los UVB pueden dañar la piel y causar cáncer de piel. Los rayos UVB son causantes más potentes de al menos ciertos cánceres de piel, y hasta donde se sabe, ningún rayo UV es seguro.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que tengas una boda o un evento social y quieras colocar gel o uñas con un propósito 100% estético, piensa dos veces si realmente vale la pena el riesgo, o en su defecto toma todas las precauciones necesarias.

Referencias:
1. Eva A. Williams and Stuart H. Kuschner. «Ultraviolet Nail Lamps and Squamous Cell Carcinoma: Cause and Effect, or Not?—A Case Report ». Open Journal of Orthopedics. 11 November 2021.
2. Chelsea T. Schwartz, Harib H. Ezaldein, and Miesha Merati. «Ultraviolet Light Gel Manicures: Is There a Risk of Skin Cancer on the Hands and Nails of Young Adults?». The Journal of clinical and aesthetic dermatology. July 2020.
3. Lyndsay R. Shipp, Catalina A. Warner, Frederick A. Rueggeberg, et al. «Further Investigation Into the Risk of Skin Cancer Associated With the Use of UV Nail Lamps». JAMA Dermatology. July 2014.

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.