Zoología

El extraño caso de una mujer que tenía cuatro abejas sudoríparas en el ojo.

Un caso único en el mundo ocurrió en un hospital del condado de Pingtung, en el sur de Taiwán, donde los médicos encontraron incrustadas en el ojo de una mujer cuatro abejas alimentándose de sus lágrimas.

¿Cómo ocurrió este extraño caso?

Según contó la joven de apellido He, de 20 años, ella y su pariente se pusieron a arrancar la maleza en un cementerio cuando de pronto algo se le metió a la vista. “Estábamos visitando y ordenando la tumba de un familiar, y me senté en cuclillas sacando las malas hierbas. Sentí el viento soplando en mi cara, luego sentí algo en mi ojo que pensé que era arena o tierra. Me limpié el ojo con agua, pero comenzó a dolerme mucho por la noche, un dolor agudo y estaba llorando”.

Después de haber permanecido soportando el dolor por aparentemente una inflamación, la mujer decidió ir al hospital. Aquí los médicos inspeccionaron su vista y descubrieron a los pequeños insectos, publicó el portal Daily Mail.

El Dr. Hung Chi-ting, jefe de oftalmología, señaló que este caso es “el primero del mundo” y debido a la permanencia de las abejas sudoríparas durante cuatro horas, la vista sufrió celulitis orbitaria y queratitis, una infección bacteriana de la piel y la inflamación de la córnea. “Vi algo que parecía ser patas de insecto, así que las saqué vivas bajo un microscopio de una en una sin dañar sus cuerpos”. Asimismo, comentó que los insectos estaban alimentándose de las lágrimas de la muchacha.

¿Dónde están las abejas sudoríparas?

Viven a más de 3.280 pies sobre el nivel del mar, se sienten atraídas por la transpiración y tratan a los humanos como si fuera una salmuera. Hung informó que éstas anidan cerca de tumbas y en árboles caídos, “por lo que es fácil encontrarlos mientras caminan en las montañas”

Fuente: Mail online 

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.