Microbiología

Científicos chinos encuentran 149 mutaciones en 103 genomas del coronavirus.

Los científicos chinos descubrieron que el coronavirus que causa COVID-19 tiene dos mutaciones, S-cov y una L-cov más peligrosa, que presenta una mayor transmisibilidad e inflige más daño al sistema respiratorio humano. 

Los expertos médicos dijeron que podría haber más variantes descubiertas a medida que las infecciones aumentan en todo el mundo, ya que la mutación se produce por la adaptación del virus a diferentes entornos y huéspedes.

En el estudio, los científicos identificaron 149 mutaciones en los 103 genomas secuenciados del nuevo coronavirus. Los expertos creen que estas mutaciones ocurrieron recientemente y 83 de estas mutaciones no son anónimas, lo que significa que pueden alterar la secuencia de aminoácidos de una proteína y pueden dar lugar a un cambio biológico en el organismo.

La investigación fue publicada en National Science Review. El documento afirma que el S-cov, que representa el 30 por ciento, está más cerca del coronavirus relacionado con los murciélagos y es relativamente más antiguo, mientras que el L-cov fue más frecuente en las primeras etapas del brote en Wuhan, pero disminuyó a principios de enero.

La mayoría de los pacientes estaban infectados con solo una de las dos variantes. Pero una muestra de un paciente estadounidense que había viajado recientemente a Wuhan sugirió que podría haber sido infectado con ambos. Los científicos dicen que no se puede descartar la posibilidad de una tercera mutación.

Yang Zhanqiu, un virólogo con sede en Wuhan, dijo al Global Times que el paciente estadounidense probablemente estaba infectado con una tercera variante que aún no se ha identificado con suficientes muestras. Por lo general, una persona solo puede infectarse con un subtipo del coronavirus porque los diferentes tipos chocan entre sí.

Es muy probable que la adaptación del coronavirus a diferentes ambientes y huéspedes conduzca a la mutación antes de infectar a los humanos, lo que significa que hay más de una vida silvestre como huésped medio y más de un lugar de origen, podría haber más mutaciones a medida que el virus se está propagando a nivel mundial, dijo Yang. 

El principal especialista respiratorio chino Zhong Nanshan dijo la semana pasada que COVID-19 «puede no haberse originado en China» y algunos expertos creen que el coronavirus tiene múltiples lugares de nacimiento con diferentes cadenas de transmisión. 

Hang Changshou, virólogo y ex investigador del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijo al Global Times que las mutaciones de virus no afectan las medidas de prevención actuales, ya que están dirigidas a todos los virus. 

Las nuevas variantes no debilitarán la efectividad de los métodos de tratamiento existentes ya que la mutación fue menor en la secuencia del gen y no cambió la naturaleza del virus. Por el contrario, sería útil en la investigación sobre el patógeno y el desarrollo de vacunas dirigidas, dijo Hang. 

En conclusión, los investigadores subrayan la «urgente necesidad» de llevar a cabo estudios adicionales con datos genómicos y epidemiológicos, así como registros de los síntomas clínicos de pacientes enfermos, con el fin de comprender mejor la evolución y la propagación del actual brote.

Mayor información: Xiaolu Tang, Changcheng Wu, Xiang Li, Yuhe Song, Xinmin Yao, Xinkai Wu, et al. «On the origin and continuing evolution of SARS-CoV-2». National Science Review, Published: 03 March 2020.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario