Salud-Bienestar

¿Qué son los calambres musculares?

Los calambres musculares son contracciones o espasmos súbitos, involuntarios en uno o más músculos. Son muy comunes y a menudo ocurren después del ejercicio. Algunas personas tienen calambres musculares, especialmente en las piernas, por la noche. Pueden ser dolorosos y durar de unos segundos a varios minutos.

Hasta el 60 por ciento de los adultos informan que han tenido calambres nocturnos en las piernas. El endurecimiento recurrente y doloroso generalmente ocurre en los músculos de la pantorrilla y puede causar insomnio severo. Se desconoce el mecanismo exacto, pero los calambres probablemente son causados ​​por fatiga muscular y disfunción nerviosa en lugar de electrolitos u otras anormalidades. 

Los calambres nocturnos en las piernas están asociados con enfermedades vasculares, estenosis del canal lumbar, cirrosis, hemodiálisis, embarazo y otras afecciones médicas. Los medicamentos que están fuertemente asociados con los calambres en las piernas incluyen hierro sacarosa intravenosa, estrógenos conjugados, raloxifeno, naproxeno y teriparatida. 

Una historia clínica y un examen físico suelen ser suficientes para diferenciar los calambres nocturnos de las piernas de otras afecciones, como el síndrome de piernas inquietas, claudicación, miositis y neuropatía periférica. La evaluación de laboratorio y las pruebas especializadas generalmente no son necesarias para confirmar el diagnóstico.

La evidencia limitada respalda el tratamiento de los calambres nocturnos de las piernas con ejercicio y estiramientos, o con medicamentos como magnesio, bloqueadores de los canales de calcio, carisoprodol o vitamina B12. La quinina ya no se recomienda para tratar los calambres en las piernas.

Cómo prevenir los calambres en las piernas

Los expertos como la Dra. Razzouk recomiendan tomar los siguientes pasos para prevenir los calambres musculares nocturnos:

  • Coma una dieta balanceada y saludable, rica en calcio, potasio y magnesio.
  • Mantenga una rutina de ejercicios que se enfoque en estirar y fortalecer los músculos.
  • Limite o evite las bebidas que contengan alcohol.
  • Colabore con su médico para determinar si tomar una multivitamina es una buena opción.
  • Repase sus medicamentos con su médico para identificar aquellos que pueden estar causándolo calambres musculares.

“Implementar los hábitos de un estilo de vida saludable le ayudarán a mantener su mejor estado de salud”, dijo la Dra. Razzouk. “Esto incluye fortalecer su cuerpo, así como también estirar sus músculos diariamente, especialmente antes y después de hacer ejercicios y a la hora de acostarse. Si usted está comenzando un nuevo régimen de ejercicios, asegúrese de comenzar gradualmente para reducir las probabilidades de sufrir calambres musculares”.

[…] Si desea adentrarte un poco más en el tema, diríjase aquí para obtener un desglose más detallado.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.