Salud-Bienestar

¿Qué diferencia hay entre una gripe común y el nuevo coronavirus?

El nuevo brote de coronavirus ha sido noticia en las últimas semanas, pero hay otra epidemia viral que afecta a países de todo el mundo: la temporada de gripe. Pero, ¿cómo se comparan estos virus y cuál es realmente más preocupante?

Hasta ahora, el nuevo coronavirus, denominado COVID-19, ha provocado más de 83,389 casos y más de 2,858 muertes, principalmente en China continental. Pero eso no es nada en comparación con la gripe, también llamada influenza. 

Solo en los EE. UU., La gripe ya ha causado aproximadamente 26 millones de casos, 250,000 hospitalizaciones y 14,000 muertes esta temporada, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). 

Dicho esto, los científicos han estudiado la gripe estacional durante décadas. Entonces, a pesar del peligro, sabemos mucho sobre los virus de la gripe y qué esperar cada temporada. Por el contrario, se sabe muy poco sobre COVID-19 porque es muy nuevo. Esto significa que COVID-19 es una especie de comodín en términos de cuánto se extenderá y cuántas muertes causará. 

Lisa Maragakis, MD, MPH, directora principal de prevención de infecciones en Johns Hopkins, explica cómo la gripe y COVID-19 son similares y cómo son diferentes.

Similitudes: COVID-19 y la gripe común

Síntomas

  • Ambos causan fiebre, tos, dolores corporales, fatiga; a veces vómitos y diarrea.
  • Puede ser leve o grave, incluso mortal en casos raros.
  • Puede provocar neumonía.

Transmisión

  • Ambos se pueden transmitir de persona a persona a través de gotas en el aire de una persona infectada que tose, estornuda o habla.
  • Una posible diferencia: COVID-19 podría extenderse a través de la ruta aérea (ver detalles a continuación en Diferencias).
  • Una persona infectada puede transmitir la gripe durante varios días antes de que aparezcan sus síntomas, y se cree que COVID-19 se transmite de la misma manera, pero aún no lo sabemos con certeza.

Tratamiento

  • Ninguno de los virus es tratable con antibióticos, que solo funcionan en infecciones bacterianas.
  • Ambos pueden tratarse abordando los síntomas, como reducir la fiebre. Los casos graves pueden requerir hospitalización y apoyo, como ventilación mecánica.

Prevención

Ambos pueden prevenirse mediante un lavado frecuente y minucioso de las manos, toser en el hueco de su codo, quedarse en casa cuando está enfermo y limitar el contacto con personas infectadas.

Diferencias: COVID-19 y la gripe

COVID-19: Causado por un virus, el nuevo coronavirus 2019, ahora llamado coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo o SARS-CoV-2.

Gripe: Causada por cualquiera de varios tipos y cepas diferentes de virus de influenza.

Transmisión

Si bien tanto la gripe como el COVID-19 pueden transmitirse de manera similar (consulte la sección de Similitudes anterior), también existe una posible diferencia: el COVID-19 podría propagarse a través de la ruta aérea, lo que significa que las pequeñas gotas que quedan en el aire podrían causar enfermedad en otros incluso después de que la persona enferma ya no está cerca.

Medicamentos Antivirales

COVID-19: Actualmente se están probando medicamentos antivirales para ver si pueden abordar los síntomas.

Gripe: Los medicamentos antivirales pueden abordar los síntomas y, en ocasiones, acortar la duración de la enfermedad.

Vacuna

COVID-19: No hay vacuna disponible en este momento, aunque está en progreso.

Gripe: Hay una vacuna disponible y efectiva para prevenir algunos de los tipos más peligrosos o para reducir la gravedad de la gripe.

Infecciones

COVID-19: Aproximadamente 83,389 casos en todo el mundo hasta el 28 de febrero.

Gripe: Se estima en mil millones de casos en todo el mundo cada año.

Muertes

COVID-19: Aproximadamente 2,858 muertes reportadas en todo el mundo hasta el 28 de febrero

Gripe: 291,000 a 646,000 muertes en todo el mundo; 12,000.

En general, los CDC recomiendan lo siguiente para prevenir la propagación de virus respiratorios, que incluyen tanto los coronavirus como los virus de la gripe: Lávese las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos; evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar; Evitar el contacto cercano con personas que están enfermas; quédese en casa cuando esté enfermo; y limpie y desinfecte objetos y superficies que se tocan con frecuencia.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario