Microbiología

Proliferan bacterias en el ojo de una mujer que no se quitó los lentes de contacto antes de dormir.

Olvidarse de retirar los lentes de contacto a la hora de dormir o simplemente no querer hacerlo es una ocurrencia frecuente entre las personas que utilizan esos implementos, pero muchas de ellas no están conscientes de las graves consecuencias que pueden sufrir a causa de ello.

Este es el caso de una mujer que fue referida de urgencia a una clínica en la ciudad de Shelby, Carolina del Norte (EE.UU.) luego de que desarrollara una úlcera en su córnea por la rápida expansión de una infección bacteriana en su ojo derecho.

Advertencia: Las imágenes incluidas en el artículo pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

Patrick Vollmer, oftalmólogo de la clínica Vita Eye, diagnosticó a la paciente con una queratitis ocasionada por la proliferación de bacilos del género pseudomonas, una condición comúnmente asociada al uso de lentes de contacto y que potencialmente puede causar la pérdida permanente de la vista.

«La bacteria destruye de manera explosiva la córnea de los pacientes en cuestión de días, dejando una necrosis blanca y espesa (tejido muerto) a su paso […]. Si bien el ojo de esta paciente continúa mejorando notablemente desde el inicio, es muy probable que muestre algún tipo de pérdida de visión residual incluso después del tratamiento», explicó el médico.

Vollmer precisó que la mujer desarrolló un severo grado de infección en solo 36 horas y debió ser tratada con antibióticos y esteroides. Añadió que durante el tratamiento se aplicó fluoresceína, un colorante utilizado para evaluar los daños a la córnea.

«Para ser muy claros, no recomiendo nunca dormir con ninguna marca de lentes de contacto suaves», acotó.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario