Salud-Bienestar

¿Por qué tienes ojeras, aunque no estés cansado..?

Probablemente en un momento u otro has tenido ojeras y, aunque lo más fácil es echarle la culpa a la falta de sueño, ese es sólo uno de los muchos factores que pueden contribuir a esas inoportunas marcas bajo los ojos.

“Cuando la gente habla de ojeras, parece que se refiere a algo muy general”, explica a la edición estadounidense del HuffPost la doctora Shari Lipner, dermatóloga en el centro Weill Cornell Medicine and NewYork-Presbyterian. “Algunas personas en realidad se refieren a una pigmentación oscura en la zona debajo de los ojos y otras personas hablan más bien de inflamación o edema, bolsas bajo los ojos, o simplemente de decaimiento o incluso arrugas”.

La fatiga es la causa más común de ojeras debajo de los ojos. A veces, lo que parecen ser círculos oscuros debajo de los ojos pueden ser simplemente sombras proyectadas por los párpados hinchados o huecos debajo de los ojos que se desarrollan como una parte normal del envejecimiento.

Algunas de las causas más comunes de verdaderos círculos debajo de los ojos son:

  • Alergias.
  • Dermatitis atópica (eccema).
  • Dermatitis de contacto.
  • Fatiga.
  • Fiebre de heno
  • Irregularidades de pigmentación, que pueden ser una preocupación particular para las personas de ascendencia africana o asiática
  • Frotar o rascarse los ojos.
  • Exposición al sol, que hace que su cuerpo produzca más melanina, el pigmento que le da color a la piel.
  • El adelgazamiento de la piel y la pérdida de grasa y colágeno que viene con el envejecimiento, lo que puede hacer que los vasos sanguíneos de color azul rojizo debajo de los ojos sean más evidentes.

Así que, ¿qué deberías hacer si tienes ojeras o bolsas y no se te van?

Está claro que las marcas bajo los ojos pueden ser consecuencia de una serie de factores, así que lo mejor para tratarlos es acudir a un dermatólogo o médico de cabecera. En casos más raros, las ojeras pueden ser señal de problemas médicos más serios, como enfermedades cardiovasculares o del hígado, advierten Zamani y Lipner.

No obstante, añade Lipner, el médico o dermatólogo podrá diagnosticarte y “guiarte hacia un tratamiento adecuado en función de cuál es la causa de esas marcas oscuras”.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario