¿Por qué no hemos tenido contactado con las civilizaciones extraterrestres?

Desde hace muchas décadas, la pregunta de ¿por qué no hemos tenido contactado con las civilizaciones extraterrestres? ha intrigado tanto a científicos como a muchos ciudadanos.

Una de las posibles explicaciones es la paradoja de Fermi, planteada por el físico italiano Enrico Fermi, se refiere a la pregunta de por qué no hemos tenido contacto con extraterrestres si es que existen.

Un nuevo estudio presenta una posible explicación a esta paradoja: los extraterrestres no han detectado señales de inteligencia en la Tierra y, por tanto, no han considerado necesario hacernos una visita.

Según el estudio, realizado por Amri Wandel, científico astrofísico de la Universidad Hebrea de Jerusalén, la Tierra podría no ser suficientemente avanzada tecnológicamente como para que los extraterrestres sientan interés por nosotros.

En su análisis, Wandel reflexiona sobre el tamaño y la escala del universo y la posible existencia de vida en otros planetas.

Si la vida ha evolucionado en muchos planetas de la galaxia, entonces los extraterrestres probablemente estén más interesados en aquellos que muestren signos no solo de biología, sino también de tecnología.

Esto significaría que los extraterrestres no desperdiciarían sus recursos enviando señales a todos los planetas rocosos que orbitan en la zona habitable de las estrellas.

Nuestras ondas de radio han llegado a unas 15.000 estrellas, pero es importante tener en cuenta que también se necesita tiempo para que cualquier mensaje de retorno de los extraterrestres viaje de regreso.

Hasta ahora, solo las estrellas dentro de los 50 años luz han tenido tiempo de responder desde que la Tierra comenzó a transmitir ondas de radio al espacio profundo.

Según Wandel, tendría que haber más de 100 millones de planetas tecnológicamente avanzados en la Vía Láctea para que una civilización tenga posibilidad de recibir uno de ellos.

Por tanto, no descarta que existan civilizaciones extraterrestres en algún lugar del universo, solo que no estén en un rango de 50 años luz de nosotros.

Aunque esta explicación puede ser frustrante para aquellos que esperan contacto con extraterrestres, Wandel destaca que esto no significa que no existan otras formas de vida en el universo.

La probabilidad de contacto con otras civilizaciones aumenta si hay más planetas con signos de tecnología y si estas civilizaciones están dispuestas a comunicarse con nosotros.

Por tanto, es importante seguir explorando y buscando señales de inteligencia extraterrestre para tener la oportunidad de establecer contacto con otras formas de vida.

Referencia: Referencia: The Fermi Paradox revisited: Technosignatures and the Contact Era Amri Wandel. DOI: 10.48550/arXiv.2211.16505 Astrobiology, SETI.

Deja un comentario

Ir arriba

Suscríbase para recibir nuevos boletines, reseñas y todo lo que está en los titulares del  mundo de la ciencia.