Salud-Bienestar

La mutación del «resplandor asiático» al beber alcohol, puede contribuir a la enfermedad de Alzheimer.

En presencia de alcohol, una versión defectuosa del gen del aldehído deshidrogenasa 2 en cultivos de células humanas y ratones conduce a cambios bioquímicos asociados con la enfermedad de Alzheimer.

muta aumenta el daño en las células de pacientes con enfermedad de Alzheimer y en ratones, según un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford

Esta mutación del aldehído deshidrogenasa 2, o ALDH2, se asocia con enrojecimiento facial después del consumo de alcohol. Hace que la actividad de la enzima se reduzca considerablemente, lo que resulta en la acumulación de acetaldehído, un producto tóxico del metabolismo del alcohol. 

El cuerpo responde a la presencia de la toxina con enrojecimiento de la piel e inflamación. La mutación prevalece en la población de Asia oriental. La respuesta de enrojecimiento al alcohol entre las personas que portan la mutación a veces se llama «brillo asiático».

La mutación ocurre en aproximadamente 560 millones de personas, o alrededor del 8% de la población mundial, dijo Daria Mochly-Rosen, PhD, profesora de biología química y de sistemas. La comprensión de la relación entre el alcohol y los genes relacionados con la enfermedad de Alzheimer tendrá amplias consecuencias, dijo, ya que un gran grupo de personas puede, sin saberlo, dañar su salud futura al consumir alcohol regularmente.

«Nuestros datos sugieren que el alcohol y los genes propensos a la enfermedad de Alzheimer pueden poner a los humanos en mayor riesgo de aparición y progresión de la enfermedad de Alzheimer», dijo Mochly-Rosen. «Esto se basa en nuestros estudios de células derivadas de pacientes y nuestros estudios en animales, por lo que un estudio epidemiológico en humanos debería llevarse a cabo en el futuro»…

Los hallazgos del estudio apuntan a un papel previamente no descubierto del alcohol y ALDH2 en la enfermedad de Alzheimer. Dado que el trabajo se realizó en cultivos celulares y ratones, se necesita más validación en grandes estudios epidemiológicos en humanos para ver si los bebedores de alcohol que tienen la mutación ALDH2 * 2 desarrollan la enfermedad de Alzheimer a una tasa más alta que el promedio, dijo Mochly-Rosen. 

Dichos estudios podrían ayudar a determinar si la disminución del consumo de alcohol y el tratamiento con compuestos, como Alda-1, podrían reducir la progresión y la carga de la enfermedad de Alzheimer en la población mundial que envejece.

Mayor información en: Amit U. Joshi, Lauren D. Van Wassenhove, Kelsey R. Logas, et al. «Aldehyde dehydrogenase 2 activity and aldehydic load contribute to neuroinflammation and Alzheimer’s disease related pathology». Acta Neuropathologica Communications, Published: 12 December 2019.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.