Biología-Celular

El nuevo coronavirus puede infectar las células intestinales y multiplicarse allí.

Investigadores del Instituto Hubrecht en Utrecht, el Centro Médico de la Universidad Erasmus MC de Rotterdam y la Universidad de Maastricht en los Países Bajos han descubierto que el coronavirus SARS-CoV-2, que causa COVID 19, puede infectar células del intestino y multiplicarse allí. 

Utilizando modelos de cultivo celular del intestino humano de última generación, los investigadores han propagado con éxito el virus in vitro y monitoreado la respuesta de las células al virus, proporcionando un nuevo modelo de cultivo celular para el estudio de COVID-19. 

Estos hallazgos podrían explicar la observación de que aproximadamente un tercio de los pacientes con COVID-19 experimentan síntomas gastrointestinales como diarrea, y el hecho de que el virus a menudo se puede detectar en muestras de heces. Los resultados de este estudio fueron publicados en la revista científica Science.

Los pacientes con COVID-19 muestran una variedad de síntomas asociados con los órganos respiratorios, como tos, estornudos, dificultad para respirar y fiebre, y la enfermedad se transmite a través de pequeñas gotas que se transmiten principalmente a través de la tos y los estornudos. 

Sin embargo, un tercio de los pacientes también tienen síntomas gastrointestinales, como náuseas y diarrea. Además, el virus puede detectarse en las heces humanas mucho después de que se hayan resuelto los síntomas respiratorios. Esto sugiere que el virus también puede propagarse a través de la llamada «transmisión fecal-oral».

Organoides intestinales

Investigadores del Instituto Hubrecht, Erasmus MC y la Universidad de Maastricht se propusieron determinar si el virus SARS-CoV-2 puede infectar directamente las células del intestino y, de ser así, si también puede replicarse allí. 

Utilizaron organoides intestinales humanos: pequeñas versiones del intestino humano que se pueden cultivar en el laboratorio. Hans Clevers (Instituto Hubrecht): «Estos organoides contienen las células del revestimiento intestinal humano, lo que los convierte en un modelo convincente para investigar la infección por SARS-CoV-2».

Infección de células intestinales.

Cuando los investigadores agregaron el virus a los organoides, se infectaron rápidamente. El virus ingresa a un subconjunto de células en los organoides intestinales, y la cantidad de células infectadas aumenta con el tiempo. 

Utilizando la microscopía electrónica, una forma avanzada de visualizar diferentes componentes de la célula con gran detalle, los investigadores encontraron partículas de virus dentro y fuera de las células de los organoides. 

Peter Peters (Universidad de Maastricht): «Debido al bloqueo, todos estudiamos diapositivas virtuales de los organoides infectados de forma remota desde casa».

Los investigadores también cultivaron los organoides en diferentes condiciones que dan como resultado células con niveles más altos y más bajos del receptor ACE2, a través del cual el SARS-CoV-2 puede ingresar a las células.

Para su sorpresa, descubrieron que el virus infectaba las células con niveles altos y bajos del receptor ACE2. En última instancia, estos estudios pueden conducir a nuevas formas de bloquear la entrada del virus en nuestras células.

Trascendencia

El estudio actual está en línea con otros estudios recientes que identificaron síntomas gastrointestinales en una gran fracción de pacientes con COVID-19 y virus en las heces de pacientes sin síntomas respiratorios. 

Se puede necesitar atención especial para aquellos pacientes con síntomas gastrointestinales. Por lo tanto, es posible que se necesiten pruebas más extensas utilizando no solo hisopos de nariz y garganta, sino también hisopos rectales o muestras de heces.

Mientras tanto, los investigadores continúan su colaboración para aprender más sobre COVID-19. Están estudiando las diferencias entre las infecciones en el pulmón y el intestino comparando los organoides pulmonares e intestinales infectados con SARS-CoV-2.

Mayor información: Mart M. Lamers, Joep Beumer, Jelte van der Vaart, et al. «SARS-CoV-2 productively infects human gut enterocytes». Science, Published: 01 May 2020.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario