Salud-Bienestar

¿Te gusta morder las uñas? Ten cuidado, este hábito te podría ocasionar la muerte.

¿Eres de los que generalmente te muerdes las uñas por nervios o ansiedad? Ten cuidado, ya que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advirtió que las personas que tienden a hacerlo, podrían provocarse la muerte, al ingresar al estómago bacterias que generan un cuadro de sepsis, el cual podrían ser mortal para cualquiera.

La sepsis, acorde a la OMS, es una complicación que tiene lugar cuando el organismo produce una respuesta inmunitaria desbalanceada, anómala, frente a una infección. La sepsis es una urgencia médica y si no se diagnostica y trata de forma temprana, puede ocasionar daño irreversible a los tejidos, choque séptico, insuficiencia orgánica múltiple y poner en riesgo la vida.  El choque séptico es un tipo grave de sepsis en el cual las alteraciones circulatorias y celulares o metabólicas son tan graves que incrementan el riesgo de muerte de manera sustancial.

De acuerdo con el coordinador de Hospitales del IMSS delegación Estado de México Oriente, Carlos Fernando Ramírez Aboites, la práctica de este mal hábito, conocido clínicamente como onicofagia, provoca que las personas lleven a la boca bacterias u oxiuros provenientes del ano y que quedaron enterrados debajo de la superficie de la uña, lo que genera problemas estomacales y sepsis, consistente en un padecimiento cuyos síntomas pudieran confundirse con una gripe al inicio, pero que, posteriormente, consisten en la presencia de fiebre, aceleración al respirar, mareos, diarrea y moretones en la piel repentinos.

Explicó que, además, esta práctica provoca malformaciones en los dientes y en la manera de morder, debilitamiento del esmalte y ocasiona la pérdida de crecimiento de la uña, lo que genera un ensanchamiento de los dedos y, por ende, deformaciones en éstos, con el paso de los años.

Por otro lado, los restos de las uñas carcomidos podrían incrustarse en las encías, generando gingivitis (inflamación) y verrugas periungueales alrededor o debajo de los dedos, que también son síntomas del virus del papiloma humano.

Carlos Fernando Ramírez mencionó que ya se tienen documentados algunos casos en el mundo, como el del inglés Luke Honoman, de 28 años de edad, quien presentó un cuadro de esta enfermedad, tras digerir padrastros como habitualmente lo hacía, lo cual lo llevó de emergencia al hospital, donde salvó su vida, tras la oportuna atención que recibió por parte de los médicos.

¿Existe alguna manera de ayudar a las personas que se comen las uñas?

La Universidad Veracruzana brinda las siguientes recomendaciones para ayudar a las personas que tienen este mal hábito:

  • Cuidar las uñas: limarlas, pintarlas, colocarles algún esmalte transparente; asimismo, dejarlas crecer o recurrir a una sustancia con sabor desagradable para untárselas, de manera que nos alerte ante la conducta repetitiva.
  • Retirar la mano de la boca en cuanto se percibe el deseo de morder y ocuparla en alguna otra cosa.
  • Identificar las situaciones que inducen el comportamiento obsesivo de comerse las uñas e intentar neutralizar el estímulo.
  • Acudir con un psicólogo o psiquiatra para atacar el problema frontalmente.

Suscríbete a Comunidad Biológica

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario