Salud-Bienestar

El hombre que cura el cáncer…

En una entrevista de 1978, el Dr. Harold W. Manner discutió su investigación sobre un enfoque de terapia nutricional basado en laetrile que supuestamente le permitió curar el cáncer.

Este médico dijo no existe una enfermedad llamada cáncer y que no es más que una deficiencia de vitamina B17 (La amigdalina es también conocida como laetril, amigdalina o nitrilosida, aunque estos compuestos no se refieren a una sola entidad química. La ortomedicina la denomina vitamina B17, aunque no sea una vitamina).

“¿Por qué no evita la quimioterapia, cirugía o tomar medicamentos con fuertes efectos secundarios, para tratar algo que no es una enfermedad sino una deficiencia de vitamina B17?” frase dicha por el médico Harold W. Manner que incita a la controversia.

La vitamina B17 o amigdalina es una vitamina que se ha demostrado ser altamente anticancerígena, tal como descubrió el químico Ernest Krebs en el año 1950. Las pepitas de manzana o las semillas de albaricoque son algunas de las formas de obtener esta vitamina tan importante para ayudar a curar el cáncer.

Según él luego se descubrió que el escorbuto era solamente deficiencia de vitamina C; lo que significa que no era una enfermedad. “El cáncer también es simplemente algo así: El mundo colonizador y los enemigos de la humanidad establecieron la industria del cáncer y la convirtieron en un negocio del que obtienen millones de dólares de ganancias. La industria del cáncer floreció después de la 2da Guerra Mundial. Para combatir el cáncer no se necesita todas estas demoras, detalles y enormes gastos. Todo eso sólo va a los bolsillos de los dueños de los laboratorios; especialmente ya que la cura para esa condición se encontró hace mucho tiempo. Bueno, en vez de preferir tratamientos tan costos para el cáncer, ¿qué alternativas debería uno escoger? La prevención y cura del cáncer se puede obtener simplemente mediante las siguientes estrategias: Quiénes tienen cáncer deberían primero tratar de aprender qué es el cáncer. No se asusten; en vez de eso, investiguen y documéntense sobre esa condición. En la actualidad, ¿se ha enterado de alguien que haya muerto por una enfermedad llamada escorbuto? No, porque se cura”, cuenta Manner.

Como el cáncer es sólo deficiencia de vitamina B17 es suficiente comer de 15 a 20 semillas de albaricoque o durazno a diario; coma brotes de trigo; el brote de trigo es un medicamento milagroso contra el cáncer, es una fuente rica de oxígeno líquido y el más fuerte contra el cáncer, llamado Laetril (sustancia derivada de la amigdalina); esta sustancia está presente en la semilla de manzana, durazno o albaricoque y es la forma extraída de vitamina B17, también conocida como amigdalina. La industria médica americana ha empezado a fomentar la ley para prohibir la producción de Laetril. Este medicamento se está manufacturando en México y entra de contrabando a USA.

El Dr. Harold W. Manner, en el libro “La muerte del cáncer,” ha declarado que el éxito del tratamiento con Laetril contra el cáncer supera el 90%.

Algunas fuentes de amigdalina o vitamina B17 a tener en cuenta son: El hueso o semilla de frutas. Esto contiene la mayor cantidad de vitamina B17 de la naturaleza; esto incluye la semilla de manzana, albaricoque, durazno, pera y ciruela o ciruelas pasas. Porotos, granos que incluyan fríjol, brotes de lentejas, habas y arvejas.  Las semillas de almendra amarga y almendra india son la mayor fuente de vitamina B17 de la naturaleza. Moras. Se puede consumir casi todas las moras como la morera negra, arándanos, frambuesa y fresa. Semillas como el ajonjolí y la linaza.  Copos de avena, cebada, arroz integral, grañones de trigo integral, linaza, mijo y centeno. Además, la vitamina B17 también se encuentra en granos y en semillas de albaricoque, durazno, en levadura de cerveza, arroz con cascarilla, arroz paddy y auyama o calabaza; brotes o semillas de manzana, cerezas, saúco, moras, arándanos, alforjón, sorgo, mijo, anacardo, marañón, nueces de macadamia y brotes de fríjol. Todos los anteriores son la mayor fuente de vitamina B17 absorbible.

La verdad que la confesión de este médico abre paso al debate y a la polémica ya que millones de personas padecen y sufren dicha enfermedad a diario y diversos estudios científicos nunca han llegado a dar información sobre esta idea en concreto. Suena un poco erróneo considerar que la enfermedad se de tan solo por la deficiencia de dicha vitamina y que además se confiese que este problema en realidad no existe.

El Dr. Manner ha escrito recientemente un libro, La muerte del cáncer, que analiza las teorías detrás de la terapia nutricional / laetril y la investigación que ha realizado en relación con este controvertido método para tratar el cáncer. El volumen es lo suficientemente simple como para que alguien sin capacitación médica lo entienda y esté lo suficientemente documentado como para -esperamos- que los médicos de los EE. UU. Examinen esta posible alternativa a la radiación, la quimioterapia y la cirugía radical.

La célula cancerosa es una célula corporal normal (llamada célula trofoblástica) que desempeña un papel importante en la reproducción. Como cáncer, simplemente está en el lugar equivocado en el momento equivocado. Tales células, normalmente, están controladas por enzimas pancreáticas. Incluso bajo condiciones anormales, las enzimas pancreáticas son capaces de destruir células cancerosas. Sin embargo, cuando las enzimas son deficientes, una célula “salvaje” puede proliferar y manifestarse como cáncer. El cáncer, entonces, es una enfermedad por deficiencia y- como tal – responderá a la medicación. Laetrile, en realidad vitamina B-17, puede llenar esta deficiencia cuando se administra adecuadamente en combinación con otras vitaminas y enzimas; de hecho, la mera existencia de un tumor maligno crea acciones bioquímicas que “disparan” laetrile si está disponible para atacar el crecimiento no natural y matar las células cancerosas.

Recuerda mantener un estilo de vida saludable, hacer ejercicio de forma regular, comer alimentos orgánicos, supervisar el estrés, y así tendrás una salud en perfectas condiciones.

 

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

3 Replies to “El hombre que cura el cáncer…

Responder a pepa ba al Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.