científicos descubren que las plantas tienen la capacidad de “oír”

¿Pueden las plantas oír? Es decir, ¿pueden sentir los sonidos en el aire y responder a ellos?

Un nuevo estudio afirma que las plantas son capaces de “oír” y emitir ultrasonidos. La investigación asegura que las flores actuarían como oídos.

Todos en algún momento hemos sentido esa necesidad incontrolable de hablar con nuestras flores, pero, ¿y si supieras que te pueden escuchar que pensarías? Los investigadores Lilach Hadany y Yossi Yovel Sands de la universidad de Tel Avih, han logrado demostrar que algunas plantas pueden escuchar los sonidos de los polinizadores y la reacción que tienen es la elaboración de néctar.

Las flores de Oenothera drummondii, expuestas al sonido de reproducción de una abeja voladora o a señales de sonido sintéticas a frecuencias similares, produjeron un néctar más dulce en 3 minutos, lo que posiblemente incrementa las posibilidades de polinización cruzada.

Los investigadores encontraron que las flores vibraban mecánicamente en respuesta a estos sonidos, lo que sugiere un mecanismo plausible donde la flor sirve como órgano sensorial auditivo de la planta.

Tanto la vibración como la respuesta del néctar fueron específicas de la frecuencia: las flores respondieron a los sonidos del polinizador, pero no al sonido de mayor frecuencia. Los resultados documentan por primera vez que las plantas pueden responder rápidamente a los sonidos de los polinizadores de una manera ecológicamente relevante.

La sensibilidad del sonido de las plantas al polinizador puede afectar las interacciones planta-polinizador en una amplia gama de formas.

las plantas podrían asignar sus recursos de manera más adecuada, centrándose en el momento de la actividad del polinizador; los polinizadores serían mejor recompensados ​​por unidad de tiempo; la forma de la flor puede seleccionarse por su efecto en la capacidad auditiva, y no solo en la señalización; y los polinizadores pueden evolucionar para hacer sonidos que las flores puedan escuchar.

Finalmente, los resultados sugieren que las plantas también pueden verse afectadas por otros sonidos, incluidos los antropogénicos, los polinizadores pueden evolucionar para hacer sonidos que las flores puedan escuchar, para así aumentar la concentración de azúcar en el néctar.

Fuente: The preprint for biology

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.