Esta ciencia estudia los procesos que se desarrollan desde la perspectiva molecular y que permiten la existencia de las células. Su objetivo es explicar los fenómenos de la vida a partir de sus propiedades macromoleculares. En particular, de dos moléculas: los ácidos nucléicos y las proteínas.