Esta rama de la biología se encarga del estudio de un organismo desde la fecundación de un cigoto durante la reproducción sexual hasta alcanzar su vida adulta. Su estudio abarca los procesos mediante los cuales los organismos crecen y se desarrollan.